Política

Moncloa baraja una investidura entre el 30 de agosto y el 9 de septiembre

Rajoy y Rivera este miércoles en el Congreso. Imagen: EFE

Las puertas de la sala de plenos del Congreso de los Diputados podrían abrirse para sus señorías la primera semana de septiembre para celebrar la primera sesión de investidura de esta nueva legislatura en la que el popular Mariano Rajoy es el candidato. Aunque la fecha aún no ha quedado fijada -se cree que el PP la dará a conocer el 17 de agosto-, la primera semana de septiembre parece la fecha más factible, si bien tampoco se descarta una investidura para la última semana de agosto.

Una vez que se conozca el día, la agenda del presidente en funciones podría condicionar el círculo rojo en el calendario que todas las fuerzas políticas están deseando a conocer, para como dice Pedro Sánchez, poner el reloj de la democracia en marcha.

Ayer, el presidente Rajoy adelantó que el asunto de la fecha sería un tema a tratar por la ejecutiva nacional del Partido Popular que se reunirá el 17 de agosto para votar las condiciones de Ciudadanos.

Así y todo, en Moncloa reconocen -publica este jueves el diario ABC- la fecha, que nadie conoce, está sujeta a la voluntad política de Pedro Sánchez y de los socialistas, que son quienes finalmente tienen de algún modo que permitir que el Gobierno de Rajoy salga adelante.

Más allá del enrocamiento de Sánchez -el PSOE ha adelantado que no convocará a su comité federal para estudiar un cambio de voto-, los círculos periodísticos hace cábalas y barajan varias fechas las posibles fechas: una posibilidad es que el debate empiece el 30 de agosto y la votación final se produzca el 2 de septiembre. Y otra, la segunda opción con más afines a la causa apunta a un debate entre el 6 y el 9 de septiembre, justo después del G-20 que se celebrará en China, y al que Rajoy quiere acudir, una fecha que está justo en el límite de la campaña electoral a las elecciones vascas y catalanas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin