icon-avatar
Buscar

Santamaría evita opinar sobre Barberá y da por zanjado el 'caso Soria' con las explicaciones de Guindos

14:12 - 16/09/2016 | 15:00 - 16/09/16
  • "El Gobierno no tiene posición sobre personas investigadas"
  • "El nombramiento no se ha producido pero se ha explicado"

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, se ha amparado en la separación de poderes para no opinar sobre la continuidad de Rita Barberá en el Senado una vez que ha dejado el Partido Popular tras la apertura de causa contra ella en el Tribunal Supremo por el 'caso Taula' y ha recordado que el escaño es personal porque así lo fija la Constitución. Barberá vuelve a dejarse ver saliendo de su casa: "Estoy fenomenal".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Santamaría ha recibido sucesivas preguntas sobre la senadora y a todas ha respondido con el mismo argumento: "El Gobierno no tiene posición sobre personas investigadas", Barberá "no es afiliada" al PP y "la titularidad del escaño no corresponde al partido".

Así, ha señalado que la "titularidad del escaño no corresponde a los partidos políticos por decisión constitucional" y ha rehusado pronunciarse acerca de si debía renunciar al acta. "Desde el Gobierno no tenemos posiciones sobre personas que están siendo investigadas. Sí le diré que ya no es afiliada del PP, que ha tomado sus decisiones al respecto", ha proclamado.

Dicho esto, ha apelado a la separación de poderes para señalar que, "en este caso" ni "en ningún otro" el Gobierno es "quien para decirle a nadie" lo que tiene que hacer. Sin embargo, Sáenz de Santamaría sí que apeló a la responsabilidad de la exministra socialista Magdalena Álvarez -el 16 de mayo de 2014- para que dejara su puesto de vicepresidenta en el Banco Europeo de Inversiones (BEI) tras haber sido imputada en el caso de los ERE asegurando que su situación era "muy comprometida".

"Esto de la separación de poderes es importante, en cuanto al respeto a los jueces y el respeto al Parlamento, sobre todo porque el debate no deja de ser nominal porque la titularidad del escaño no corresponde a los partidos políticos sino que el mandato es representativo y no imperativo", ha afirmado este viernes para zanjar el asunto.

Al ser preguntada si sigue manteniendo las declaraciones que ella mismo hizo hace años citando a Barberá como un referente, la vicepresidenta ha señalado que cuando dijo eso "opinaba" como "muchos vecinos de la ciudad de Valencia que la habían votado en innumerables ocasiones y con mayoría absoluta".

'Caso Soria'

Por otro lado, la vicepresidenta ha dando por zanjado el llamado 'caso Soria' al argumentar que el exministro no fue finalmente nombrado para el cargo al que aspiraba en el Banco Mundial y que el responsable de Economía y de esa candidatura, Luis de Guindos, compareció en el Congreso "Cada uno pueda hacer el discurso político conveniente, pero el nombramiento no se ha producido y se ha explicado", ha dicho escueta Santamaría.

Santamaría respondía así a las críticas que mantienen varios partidos tras haber escuchado a De Guindos en el parlamento, porque entienden que el Gobierno mintió sobre el proceso de elección de José Manuel Soria y que alguien debe asumir las responsabilidades.

Tampoco ha querido responder si el Ejecutivo entiende que ha sido una injusticia lo ocurrido con el exministro, puesto que el propio Guindos mantuvo en su comparecencia que él era el candidato más idóneo para el puesto. Soria "tomó la decisión" de renunciar al puesto dada la polémica y "en atención también a sus compañeros", ha insistido la vicepresidenta, que no se ha extendido más.


Comentarios 0











No ha sido posible realizar el purgado