Política

De Guindos y el Gobierno no comparecen ante el Congreso por el 'caso Soria' y dejan su bancada despoblada

  • Todos los grupos pidieron su comparecencia a excepción de PP y C's
  • El Gobierno argumenta que no puede ser controlado por el Parlamento
El ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos. Imagen: Archivo.

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, no ha acudido esta tarde al pleno del Congreso al que había sido convocado por la mayoría de la Cámara para dar cuenta del nombramiento y renuncia del exministro José Manuel Soria al cargo de director ejecutivo del Banco Mundial (BM).

Como estaba previsto, De Guindos no ha comparecido en el primer pleno ordinario de la XII Legislatura, después de que el Gobierno haya argumentado que el ministro en funciones no puede ser controlado por el Parlamento y que ya dio explicaciones en la Comisión de Economía.

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha leído el comunicado remitido por el Gobierno en el que se afirma que no puede atender esta comparecencia porque está pendiente todavía la resolución relativa al conflicto de atribuciones entre el Congreso y el Gobierno en funciones.

De Guindos reconoció hace dos semanas en sede parlamentaria que el puesto para el que el Gobierno postuló al exministro Soria fue de "designación discrecional" y que no fue un nombramiento político.

En su comparecencia defendió a Soria por ser el candidato más idóneo de los diez que se presentaron al puesto del Banco Mundial, al tiempo que toda la oposición política pidió su dimisión por las "mentiras" que habían rodeado el proceso.

La comparecencia de De Guindos en el pleno de la Cámara Baja fue solicitada por todos los grupos parlamentarios, a excepción del PP y de Ciudadanos, y provocó las criticas de la oposición, que acusó a la presidente del Congreso, Ana Pastor, de postergar este pleno para después de las elecciones vascas y gallegas del pasado domingo.

La oposición critica la ausencia

Toda la oposición en el Congreso ha criticado este martes la ausencia del ministro de Economía, Luis de Guindos, de la comparecencia ante el pleno a la que estaba convocado para dar explicaciones del nombramiento frustrado el exministro de Industria José Manuel Soria para un puesto directivo del Banco Mundial.

Desde el PSOE, Meritxell Batet ha criticado la decisión del Gobierno de no someterse al control del Gobierno a pesar del "perjuicio que causa a las instituciones".

Pablo Iglesias, de Unidos Podemos, ha denunciado las "mentiras" del "Gobierno fantasma" cuando dijo que Soria era la "persona idónea" para ocupar ese puesto en el Banco Mundial y que se trataba además de un concurso público.

Ciudadanos también ha lamentado el daño que la ausencia de De Guindos del pleno hace a la credibilidad del sistema y de las instituciones. "Este Gobierno puede hacer nombramientos en funciones y tomar decisiones. ¿Cómo no va a ser posible controlarlo en funciones?", se ha preguntado Juan Carlos Girauta.

El diputado del PNV Pedro Azpiazu ha asegurado que el responsable "con mayúsculas" del nombramiento de Soria es el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que defendió su designación incluso cuando el pasado verano el exministro de Industria manifestó su voluntad de presentarse al cargo.

Por su parte, el portavoz de ERC, Joan Tardá, ha incidido en que la ausencia de De Guindos es "un desprecio a los diputados y un secuestro a su legitimidad" y ha lamentado que el TC sea "muy diligente" para suspender las leyes de Cataluña pero "ni tan siquiera se haya reunido para dirimir este otro asunto".

Desde el grupo mixto, PDC considera que no debería ser el ministro De Guindos el que compareciera sino el propio presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, por intentar "premiar" a un antiguo ministro que tenía sociedades en paraísos fiscales.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin