Política

La Audiencia Nacional inicia el juicio contra la mafia china del 'caso Emperador'

  • Por colaborar presuntamente con la red de blanqueo de Gao Ping
  • Acusados cinco agentes de la Policía Nacional y un policía municipal
Gao Ping, el empresario chino que lideraba la trama. Imagen: EFE

Este martes comienza en la Audiencia Nacional el juicio del 'caso Emperador', que sentará en el banquillo a cinco agentes de la Policía Nacional y un policía municipal de Coslada (Madrid) por colaborar presuntamente con la red de blanqueo de capitales que lideraba el empresario chino Gao Ping. La Fiscalía pide para ellos penas de entre uno y siete años de cárcel.

En octubre de 2012 fueron detenidas 83 personas y se abrió la investigación de una presunta mafia china de blanqueo de capitales bajo el nombre de 'operación Emperador'. Entre los detenidos estaba el exconcejal de Seguridad de Fuenlabrada José Borrás, el policía Miguel Ángel Gómez Gordo y el actor porno Nacho Vidal.

La Fiscalía pide la pena más alta, de nueve años de cárcel, para Yongping Wu Liu, conocido con el apodo de 'Miguel, el Calvo', mano derecha del líder de la trama, Gao Ping, por los delitos de revelación, cohecho y otros dos de tráfico de influencias.

Él era supuestamente el encargado de recibir información confidencial de los agentes y de hacerles regalos por los servicios prestados. Según el ministerio público, la red entregó a los agentes obsequios de todo tipo, como cajas de vino, entradas para el fútbol o el baloncesto, jamones y viajes.

Para el policía local de Fuenlabrada Mario José Selas la Fiscalía solicita siete años de cárcel por revelación de secretos, cohecho y tráfico de influencias, mientras que el entonces jefe de prensa del Ayuntamiento de Coslada y asesor del alcalde Pablo García Lozano se enfrenta a tres años de prisión por cohecho y tráfico de influencias.

Por su parte, los fiscales José Grinda y Juan José Rosa solicitan en el escrito de acusación cinco años de prisión para al comisario Manuel Patricio Rodríguez San Román, la misma que solicitan para los policías nacionales Blas Donoso y Óscar Francisco García Frade, para los que también proponen inhabilitación absoluta de 12 años y suspensión de empleo público durante tres años por delitos de revelación de secretos y cohecho continuado.

El comisario Ángel Luis Olmedo Ovejero se enfrenta a tres años de prisión, suspensión durante tres años e inhabilitación absoluta por un tiempo de 10 años y el inspector Federico Sánchez Frutos hará frente a un año de cárcel y suspensión de empleo durante tres.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin