Política

La deuda de la Comunidad de Madrid con Correa casi le provoca el "colapso financiero"

  • Asegura que la trama fue quien diseñó la campaña del 'tamayazo'
El presunto número dos de la 'trama Gürtel', Pablo Crespo. Imagen: EFE

El presunto número dos de la 'trama Gürtel', Pablo Crespo, ha destacado, ante el tribunal que le juzga por su implicación en la red entre los años 1999 y 2005, que la deuda de "al menos 100.000 euros" que tenía la Comunidad de Madrid por los servicios contratados con las empresas del empresario Francisco Correa, estuvo a punto de provocar el "colapso financiero" del grupo societario.

A preguntas de la Fiscalía, Crespo ha reconocido en la sesión de este martes que la Comunidad de Madrid encargaba a varias sociedades del 'Grupo Correa' la realización de actos "exclusivamente" de la expresidenta de la región y del PP madrileño, Esperanza Aguirre. Aunque no ha sabido concretar quién era el que contrataba estos servicios, ha afirmado que estaba "al tanto" de estos trabajos.

En este sentido, ha explicado que cuando el precio de los eventos era "superior al esperado, era la Administración (la Comunidad de Madrid) la que nos indicaba cómo teníamos que hacerlo (la facturación)". Así, ha apuntado que "puede ser que para algunos de los actos se facturará a más de una sociedad". Correa ya manifestó en su declaración que la Comunidad de Madrid "habitualmente" fraccionaba algunos contratos para eludir los requisitos de publicidad y de adjudicación establecido por la ley.

Ha afirmado que la deuda, de "al menos 100.000 euros", se iba "acumulando, lo que casi provoca el colapso financiero" de las empresas y que, por ello, llegaron a pensar en pedir un crédito, algo que, según ha puntualizado, no se había planteado nunca.

Gürtel, detrás del 'tamayazo'

En este sentido, ha explicado que la empresa Real Green fue la responsable de organizar la campaña del llamado 'tamayazo' en la Comunidad de Madrid, que se saldó con el paso al Grupo Mixto de los tránsfugas del PSOE Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez. El Partido Popular, con Esperanza Aguirre como candidata, perdió las elecciones autonómicas por la mínima, pero en el último momento los dos parlamentarios socialistas cambiaron su voto y permitieron a Aguirre hacerse con la Presidencia de la Comunidad de Madrid en el año 2003.

Además, Crespo explicó que tuvo contactos con los miembros del Comité de Campaña antes de las elecciones municipales y autonómicas de 2003. En concreto citó a la exministra Ana Mato y a los dirigente del PP Javier Arenas, Juan José Matarí y Juan Carlos Vela.

Con respecto a su relación con el exmiembro de la Junta Directiva del PP de madrileño y exconcejal de Limpieza de la Comunidad de Madrid, Alberto López Viejo, ha dicho que le conoció en las dos campañas que las empresas que administraba organizó en 2003. "Le habré visto a lo sumo una o dos veces", ha añadido, al mismo tiempo que ha subrayado que "no ha vuelto tener relación" con él. Además, ha constatado que ni él ni la administradora Isabel Jordán ha dado "ni un céntimo" al exconcejal madrileño. Preguntado por la fiscal sobre si tenía conocimiento de que López Viejo ingresó un 10% del dinero total facturado a la Comunidad por la organización de actos, Crespo ha señalado que no lo recuerda.

Tampoco ha reconocido las siglas 'A.L.' que aparece en los apuntes en una agenda incautada en uno de los registros y ha aseverado que estas anotaciones corresponderá a algunas de las indicaciones que dio Correa.

Finalmente, Crespo ha reconocido cobraba un salario total que superaba los 5.000 euros, una parte en nómina y otra "en efectivo". Después, ha precisado que como en esta pieza de la Gürtel él no está acusado de delitos fiscales -por lo que sí está procesado en otras piezas de la trama-, renunciaba a contestar a las preguntas referidas a este asunto.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments