Política

Santamaría y Millo invitan al Govern a abrir una etapa de diálogo y lealtad mutua

Barcelona, 21 nov (EFE).- La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el nuevo delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, han invitado hoy al ejecutivo catalán a abrir una etapa de relaciones basadas en el "diálogo" y la "lealtad institucional".

En el acto de toma de posesión de Millo como delegado del Gobierno en sustitución de Llanos de Luna, Santamaría ha explicado que la "herramienta" del Ejecutivo de Mariano Rajoy será "el diálogo y el consenso", dentro del "marco constitucional de convivencia", y su "filosofía" será la "lealtad institucional".

"El futuro se afronta no buscando en los demás el origen de los problemas sino tratando de hacerles partícipes de las soluciones", ha apuntado Sáenz de Santamaría, que ha garantizado que el Gobierno del Estado estará muy presente en Cataluña en los próximos tiempos: "Vendremos mucho para temas muy fructíferos", ha señalado.

A partir de ahora, ha subrayado la vicepresidenta y ministra de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Millo será una "pieza clave y crucial en el tiempo que se abre".

"Quiero que Enric Millo sea todavía más ese cauce de comunicación constante entre la sociedad catalana, entre los poderes catalanes, entre todos los catalanes y el Gobierno de España", ha añadido Sáenz de Santamaría, antes de añadir: "Espero que todos le ayuden mucho, porque será ayudarme a mí y yo estoy necesitada de ayuda".

Millo, por su parte, ha tendido la mano al Govern para abrir una etapa de "diálogo", de "acercamiento" y de "búsqueda permanente del entendimiento", eso sí, sin "imposiciones" y exigiendo siempre el "máximo respeto" a la legalidad vigente.

Durante su discurso, parte en castellano y parte en catalán, tras jurar el cargo, Millo se ha comprometido a "trabajar intensamente" para acercar la delegación del Gobierno en Cataluña a la sociedad como "punto de encuentro" y como "casa de todos los catalanes".

"Me comprometo a mantener en todo momento la mano tendida a todos, también al Govern y a los ayuntamientos, siempre con la voluntad sincera de diálogo, acercamiento y acuerdo", ha afirmado.

La llegada de Millo a la delegación del Gobierno llega en pleno debate con el mundo soberanista por la polémica de las banderas "esteladas" en lugares públicos municipales o el papel de numerosos ayuntamientos en la Asociación de Municipios por la Independencia.

Millo, que fue diputado de Unió hasta 2003 y que hasta el pasado viernes era el portavoz del grupo popular que preside Xavier García Albiol en el Parlament, ha tenido palabras de agradecimiento en especial hacia la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, por haber "confiado" en él.

Al acto de toma de posesión también han asistido, entre otros, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, el conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia del Govern, Raül Romeva -quien no ha aplaudido en ningún momento-, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, secretarios de Estado y autoridades militares y de los cuerpos de seguridad del Estado.

Han acudido también representantes políticos como Alicia Sánchez-Camacho, Xavier García Albiol, Santi Rodríguez y Alberto Fernández Díaz (PPC), Lluís Corominas (Junts pel Sí), Jean Castel (Ciudadanos), Miquel Iceta (PSC) y Joan Coscubiela (Catalunya Sí Que Es Pot).

Desde Lleida, la portavoz del Govern, Neus Munté, ha dicho que espera que la llegada de Millo a la Delegación del Gobierno en Cataluña propicie "cambios" para favorecer el "diálogo" entre el Estado y la Generalitat, algo que a su juicio no será "muy difícil" viniendo de la etapa de Llanos de Luna.

La coordinadora general del PDECAT, Marta Pascal, ha exigido a Millo que sea "coherente", ahora que está "en sus manos" practicar el diálogo que predica y "cumplir" con lo que se "debe" a Cataluña, mientras que para el portavoz de ERC, Sergi Sabrià, el nombramiento forma parte de "una operación de maquillaje" del Estado.

La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, ha instado al Ejecutivo de Mariano Rajoy a abordar las reformas, más allá de una "política de gestos" como el nombramiento de Millo, al que ha deseado "mucha suerte y aciertos" en su nuevo cargo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin