Política

¿Son lo mismo PP y Ciudadanos? El pacto se resiente en el primer mes de Rajoy como presidente

  • Los acercamientos económicos al PSOE molestan en el partido de Rivera
  • Los dos partidos han votado diferente ya varias veces en el Congreso
  • La LOMCE, la pobreza energética, el techo de gasto y la amnistía fiscal, claves
Mariano Rajoy y Albert Rivera. Imagen: Reuters.

"Era cuestión de tiempo que el filial del PP quisiera dar el salto al primer equipo". Pablo Iglesias criticaba así hace unos meses a Ciudadanos por su acuerdo con los populares para investir a Mariano Rajoy. Antes y después de este pacto de 150 medidas, Albert Rivera fue señalado desde la oposición de izquierdas, tanto el PSOE como Podemos, como "el candidato del Ibex 35" y una "marca blanca" de Génova 13. Al final, Rajoy llegó a La Moncloa y ahora es tiempo para esta pregunta: ¿son en realidad lo mismo PP y Ciudadanos?

La estrategia de ambos socios en el Congreso de los Diputados no ha avanzado en paralelo. Esta misma semana, el Ejecutivo prefirió al PSOE para negociar el techo de gasto de 2017 y el reparto del déficit autonómico, dejando en un segundo plano a la formación naranja.

Este choque en la elaboración de los Presupuestos prueba que Ciudadanos ha perdido fuelle parlamentario. Según fuentes cercanas a Cristóbal Montoro consultadas por El País, la prioridad del Gobierno es negociar siempre con el PSOE y sus 85 diputados (los 32 de C's no sirven por sí solos), un partido que además gobierna en siete de las 17 comunidades, algo importante para la financiación autonómica. 

De primeras, PP y PSOE han limitado el objetivo de déficit autonómico al 0,6% del PIB y no reducirán el gasto público. Rivera, a contrapié, tuvo que admitir que no había visto el documento en primera instancia, por lo que anunció que solo apoyaría el acuerdo si en él "caben las medidas de Ciudadanos".

En cualquier caso, los naranjas no ocultaban su disgusto, que se hizo palpable al señalar tanto Francisco de la Torre, su portavoz de Hacienda, como José Manuel Villegas, vicesecretario general del partido, que veía "sorprendente" que los dos grandes partidos "solo se pongan de acuerdo en subir impuestos", en referencia a las tasas especiales sobre alcohol, tabaco y bebidas azucaradas. De paso, De la Torre exigía a Hacienda que ordenara inspecciones para recuperar el dinero de la amnistía fiscal, así como afrontar los cambios reclamados en el impuesto de Sociedades.

De más a menos...

Los dos partidos inauguraron su pacto de investidura a principio de noviembre impulsando los puntos 31 (subcomisión para el régimen especial de autónomos) y 32 (ley de reformas urgentes del autónomo). Ya el pasado día 29, la Cámara Baja se avino a tramitar esta ley.

Los de Rivera, quien 'se estrenó' en una sesión de control reclamando a Rajoy una reforma "de arriba a abajo" del sistema laboral, votaron con el PP para frenar la posibilidad de voto para los mayores de 16 años, y también evitaron que se investigara la participación española en la guerra de Irak.

Más tibios, optaron por una abstención parcial en la votación que pedía la derogación de la 'Ley Mordaza', su misma estrategia al solicitar la tramitación de una ley que suba de forma escalonada el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y ante la posible reforma de la Ley de Secretos Oficiales.

La idea era supervisar la acción de gobierno con reuniones periódicas cada tres meses entre ambas formaciones. Ahora, apenas un mes largo después, la situación ha cambiado.

... y hasta dar la espalda a Rajoy

La sintonía inicial parece desdibujada y Ciudadanos también ha votado en contra el Gobierno del PP. El primer disenso supuso la primera derrota del Ejecutivo en la Legislatura, cuando PSOE y C's consiguieron que el PP soltara el lastre de la LOMCE. En la misma línea, todo el Congreso menos el PP instó al gabinete de Rajoy a prohibir a las empresas energéticas cortar el suministro sin consultar con los servicios sociales, para evitar así que dejen sin servicio a personas en situación de pobreza energética.

Por encima de estas cuestiones, la partida se juega en el tablero presupuestario. Consciente de que no es tan fuerte como antes de la investidura, Ciudadanos no aprieta y tiene que rebajar su petición de no bajar el techo del gasto y olvidarse de su ultimátum sobre la amnistía fiscal, enrocándose solo en pedir aclaraciones jurídicas al ministro Montoro.

Para dulcificar esas derrotas, Ciudadanos protesta en voz alta, y mientras el Gobierno pide más tiempo. Por ahora, para lo que ha servido ese tan reclamado tiempo es para subrayar las diferencias. Aún muy lejos de los primeros 100 días de gobierno, el tiempo ha mostrado que el PP y Ciudadanos no son lo mismo; o que se hacen la guerra justamente porque sí lo son y no quieren parecerlo tanto de cara al electorado. Pero, por recuperar la metáfora de Iglesias, ambos parecen equipos rivales. Por ahora, y desde la grada, hay partido.

comentariosforum5WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 5

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

ernest
A Favor
En Contra

En breve elecciones, la prensa que apoya al PP ya estan quemando a CIUDADANOS, con noticias simplonas y mierda de poco olor, la del PP que es putrefacta y que necesita muchos camiones para llevarla ya no existe, lo que hacen las ayudas financieras desde el gobierno a las empresas de esos grupos de presion.

Puntuación 7
#1
ALMUSTAFA
A Favor
En Contra

No son lo mismo, uno es un partido político, neoliberal, nacionalista,... y lo otro es una banda criminal, tipo PSOE-A, pero un poco por delante en su evolución hacia el crimen organizado, hacia la mafia,.....

Puntuación 2
#2
Zipi
A Favor
En Contra

El PP con el Rajao está muerto ya que es un pelele de los que mandan en Europa .

A los de C's les aconsejaría que le retirasen el apoyo al PP lo antes posible. De cara a otras elecciones sacarían más votos

Puntuación 1
#3
Ros11
A Favor
En Contra

Lo que ocurre está demostranda la clase de gente que son lo el PP. Les vale todo: mentiras, ninguneos, acoso, utilización de la prensa con puestos en tv pública y con fondos de católicos a la Iglesia, tv13), todo los sucio. Lo que pasa es que los españoles no somos tontos y sabemos detectar el trilerismo

Puntuación 0
#4
SINACRITíš
A Favor
En Contra

Roma no paga a traidores.

Puntuación -1
#5