Política

Italia sigue con las rondas para formar Gobierno, con presión por el estado del banco MPS

Roma, 9 dic (EFE).- El presidente de la República italiana, Sergio Mattarella, prosiguió hoy con las consultas para configurar un Gobierno tras la dimisión de Matteo Renzi, con la presión por la situación económica del país en general y, más concretamente, del banco toscano Monte dei Paschi di Siena (MPS).

Mattarella recibió hoy a nuevos miembros del espectro político con la intención de designar cuanto antes un sustituto de Renzi, quien dimitió tras el triunfo del "no" en el referéndum sobre la reforma constitucional celebrado el pasado día 4, y atajar así la situación de incertidumbre política y económica que aqueja a Italia.

Las rondas continuaron en la misma jornada en la que MPS se desplomó un 10,55 % en la Bolsa de Milán, después de que una serie de informaciones apuntaran a que el Banco Central Europeo (BCE) ha denegado a la entidad la posibilidad de prorrogar hasta enero la operación para ampliar su capital, en la que está inmerso.

MPS ha expuesto recientemente al BCE la urgencia de alargar hasta el 20 de enero el plazo -que concluye a finales de diciembre- para captar por vías privadas 5.000 millones de euros con los que recapitalizarse.

Sin embargo, algunas informaciones afirmaron hoy que el BCE ha desestimado la petición y el pánico cundió entre los inversores, que optaron por las ventas inmediatas, lo que provocó que las acciones de MPS estuvieran en varias ocasiones suspendidas.

MPS se encuentra en un momento de reestructuración y saneamiento de sus cuentas, después de que en julio pasado fuera la única entidad que quedó por debajo de los valores mínimos exigidos a 51 bancos europeos evaluados por la Autoridad Bancaria Europea.

Además, acumula una gran cantidad de créditos morosos de los que debe deshacerse y, para solucionar sus problemas de solvencia, ha aprobado recientemente una ampliación de capital, la tercera en los tres últimos años.

Ya lo advirtió antes del referéndum el ministro de Economía italiano, Pier Carlo Padoan: una situación de inestabilidad política podría ahuyentar a los inversores y perjudicar esta operación.

Por eso, el delicado estado en el que se encuentra el tercer banco de Italia impone cierta presión al país para solucionar la crisis política

Las reuniones, todas a puerta cerrada, comenzaron este viernes a las 10.00 locales (09.00 GMT) y en primer lugar Mattarella conversó con los representantes del Grupo Mixto del Senado y de la Cámara de los Diputados.

También pasaron por el Palacio del Quirinal, sede de la Jefatura del Estado, miembros de las formaciones que constituyen el Grupo Mixto como "FARE!", "Conservadores y Reformistas", el Partido Socialista, el Movimiento "Pensiero e azione" o la "Unión Sudamericana Emigrados Italianos".

Mattarella también atendió a miembros de la separatista y xenófoba Liga Norte, cuyo líder, Matteo Salvini, ha pedido en reiteradas ocasiones comicios anticipados de forma inmediata.

Salvini, cuyo partido al igual que otros de la oposición como el populista Movimiento Cinco Estrellas, ha rechazado en estos últimos días la formación de un nuevo Ejecutivo y ha emplazado a celebrar elecciones en el país para evitar que siga la tendencia de los últimos cinco años, en los que Italia que ha tenido tres gobiernos que no han salido de una elección en las urnas.

Antes de recibir a miembros de la Liga Norte, Mattarella conversó con la presidenta del ultraconservador "Fratelli d'Italia", Giorgia Meloni, quien declaró posteriormente en rueda de prensa que o se celebran elecciones cuanto antes o hará un llamamiento a la movilización popular.

"Creemos que para respetar el voto que los ciudadanos han expresado el pasado domingo en referéndum es necesario garantizar, cuanto antes posible, la formación de un gobierno salido de las urnas", dijo.

"No vamos a sostener el cuarto gobierno nacido sin haber sido elegido libremente por los ciudadanos. Creemos que es posible aprobar una nueva ley electoral en diciembre y celebrar elecciones en marzo como máximo", agregó.

Las consultas de hoy se produjeron después de que ayer Mattarella recibiera a los presidente del Senado, Pietro Grasso; de la Cámara de los Diputados, Laura Boldrini, y al expresidente de la República y senador vitalicio Giorgio Napolitano.

Mañana será el turno de los representantes del Partido Demócrata, del Movimiento Cinco Estrellas, del Nuevo Centrodestra y de Forza Italia.

Los medios explican que es probable que el presidente de la República dedique el domingo a reflexionar tras la ronda de consultas para indicar en los siguientes días un candidato para un nuevo Gobierno.

Mattarella debe ahora solventar la crisis política en la que ha quedado sumida Italia después de que Renzi dimitiera como consecuencia del rechazo popular en referéndum a su reforma constitucional.

La intención del presidente de la República es nombrar a un sustituto de Renzi que se encargue de continuar la legislatura al menos por un tiempo y de implementar una ley electoral que permita celebrar comicios.

Entre los nombres que se bajaran, estos días se ha hablado del ministro de Economía, Pier Carlo Padoan, pero los analistas apuntaron hoy a que Mattarella podría estar pensando en elegir a algún candidato con presencia internacional, como el ministro de Asuntos Exteriores, Paolo Gentiloni.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin