icon-avatar
Buscar

Iglesias y Errejón ahondan su trinchera con una nueva discusión sobre el método de voto en Vistalegre

9:00 - 11/12/2016
Iñigo Errejón y Pablo Iglesias, en el Congreso. Imagen: EFE

Errejón no quiere que sus desavenencias con Pablo Iglesias adquieran tintes de "culebrón o pelea de gallos". Iglesias quiere que Errejón forme parte de la cúpula directiva que salga de la votación en la segunda Asamblea Ciudadana de Podemos.

Pese a que tratan de suavizar sus palabras y a dar sensación de unidad tras cada roce difundido en público o en privado, el líder de Podemos y su mano derecha no se dan tregua en la precampaña bélica en la que está sumido el partido de cara a su segunda cita importante con la militancia.

La segunda Asamblea Ciudadana de la formación morada, que ha sido bautizada como Vistalegre II, está a la vuelta de la esquina, y en ella se decidirá cuál es la hoja de ruta de Podemos y quiénes serán sus capitanes al mando. Sin embargo, la pugna por el poder y la imposición de una estrategia política avanza y cualquier conquista puede ser clave para hacerse con la batalla final.

Tras el triunfo de Ramón Espinar al aliarse con la sección anticapitalista y tomar el mando de Podemos Madrid, sacando ventaja así a los 'errejonistas', Iglesias ha puesto sobre la mesa una carta que permanecía escondida en su manga. El secretario general de Podemos ha propuesto un cambio en el modelo de votación en la asamblea, que implica que se elija a la vez la estrategia a seguir ligada a una lista de personas que la llevarán a cabo.

Este cambio, que todavía tendrá que votarse por los militantes, choca frontalmente con la postura que mantiene Iñigo Errejón, quien defiende colocar por delante las ideas que definirán el devenir de Podemos y elegir, posteriormente y por separado, a las caras que estarán al frente para pilotar el nuevo proyecto. El nuevo 'truco' de Iglesias tuvo una rápida contestación por parte de los 'errejonistas', quienes lanzaron este viernes un manifiesto para defender con argumentos una votación separada en Vistalegre II.

Calmando las aguas

El secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, ha asegurado este mismo sábado para calmar las aguas que "los manifiestos no van en contra de nadie sino que buscan intentar garantizar un debate político de hacia dónde va Podemos" y ha defendido la necesidad de "construir un modelo de representación política más maduro". Por su parte, Pablo Iglesias ha defendido su propuesta de que se voten juntos los documentos políticos y las listasen el diario digital Cuartopoder. "Votar a personas vinculadas a proyectos es políticamente más honesto", ha argumentado.

Errejón no ha frenado este sábado la discusión, y ha aprovechado un coloquio en Palma para insistir en la necesidad de "normalizar el debate": "Nos merecemos un debate de altura para saber qué rumbo debe de tomar Podemos y qué tipo de línea política hay que fijar para construir una buena alternativa".

Errejón considera que "hay otra manera de hacer las cosas en la militancia, en los ayuntamientos y en los municipios".

Sobre el ruido de sables, se oyen de cuando en cuando campanas de conciliación. Al menos, para bajar un par de grados la temperatura de cada día. Iglesias también ha aprovechado en esta misma entrevista para descartar "rotundamente" el riesgo de escisión en Podemos y aclarar que quiere a Errejón en la nueva dirección que salga de Vistalegre.

Comentarios 1

#1
11-12-2016 / 11:21
lalala
Puntuación 3

Yo en lugar de pelea de gallos le llamaría pelea de puercos.











No ha sido posible realizar el purgado