Política

La CUP avala el presupuesto de Territorio pero pide ocho nuevos impuestos

Barcelona, 19 ene (EFE).- La CUP ha avalado hoy la tramitación del presupuesto de la consellería de Territorio y ha votado con Junts pel Sí contra las enmiendas a la totalidad, pero ha pedido la introducción de ocho nuevos impuestos en el terreno medioambiental, como una tasa a la industria agroalimentaria o a grandes barcos.

El conseller de Territorio, Josep Rull, ha presentado hoy en comisión parlamentaria el presupuestos de su departamento para 2017, dotado con 1.669 millones de euros, un 9,8 % más que el del 2015.

Durante su intervención, la diputada de la CUP Mireia Boya ha propuesto la introducción de hasta ocho nuevos impuestos o tasas ambientales finalistas y que la Generalitat pueda decidir a qué destinarlos.

Boya ha mencionado el impuesto propuesto por la ley de cambio climático, aunque ha dicho que tal y como está no lo aprobarán, una tasa sobre la industria agroalimentaria, un peaje por congestión en algunos municipios en picos puntuales de contaminación, la tasa del carbono, la de los grandes barcos que llegan al puerto, impuesto a las hidroeléctricas, el canon eólico y un impuesto a las nucleares, que sólo lo aceptarán si hay un compromiso de no prorrogarlas más allá de su licencia de explotación.

La diputada de la CUP ha apuntado que la inclusión de algunos de estos impuestos significaría "un paso firme que el país necesita".

Durante la presentación del presupuesto de su departamento, Rull ha destacado los principales ejes en los que se construye la acción del Govern, sostenibilidad, voluntad modernizadora del país, cohesión social y cohesión territorial.

También ha mencionado que, como todos los presupuestos del departamento desde el año 2011, el de este año tiene una parte muy importante hipotecada para hacer frente a pagos pendientes de infraestructuras ya ejecutadas, ya que un 38% del mismo se destina a pagos diferidos.

Rull ha apostado por un cambio en el modelo de financiación de la obras públicas y por acabar con las obras "sin racionalidad ni interés general" y ha reconocido que el gobierno catalán no siempre ha cumplido con este propósito, poniendo como ejemplo el carril bus-vao de la C-58.

Ha explicado que los presupuestos apuestan por un transporte público más social y ha dicho que, en 2016, se batió el récord de número de usuarios de transporte público en la corona metropolitana con 955 millones de pasajeros, récord que coincide con el récord de "aportación económica de la Generalitat", ya que ha pasado de financiar el 43 % del déficit del sistema en 2008 al 51 % actual.

El conseller también ha mencionado que, gracias al canon del agua, la Generalitat tendrá capacidad para invertir en los próximos cinco años 500 y 600 millones y que el Incasol volverá a construir vivienda protegida destinada al alquiler, con dos actuaciones previstas en Barcelona, una en Rubí y otra en Masnou.

En su intervención, Rull ha explicado que Cataluña genera bastantes recursos para poder hacer las infraestructuras de movilidad que necesita y se ha quejado de que ahora quede "muy por debajo de las necesidades" efectivas que tiene, por lo que ha apostado por cambiar "radicalmente el esquema" para no hipotecar a las futuras generaciones.

Sobre las propuestas de la CUP sobre fiscalidad ambiental, Rull ha dicho que "podemos hablar" y también sobre el fondo del cambio climático y el fondo de patrimonio natural que reclaman los cuperos y afectan a su departamento, y ha propuesto a todos los partidos que tiren adelante una proposición de ley para crear la Agencia de Patrimonio Natural.

La CUP también ha propuesto no alargar las concesiones de las autopistas y la creación de una empresa de autopistas pública de Cataluña.

Durante la comisión, Alberto Villagrasa, del PP, ha reprochado la "desastrosa " ejecución de la L9 del metro y ha lamentado que el conseller no hable de los retrasos y paradas de FGC y no deje de quejarse de Rodalies-Renfe.

Villagrasa ha destacado que las frecuencias de Rodalies las marca la Generalitat y que utiliza un criterio político y no técnico, y ha asegurado que, si se hace caso a todas frecuencias que piden, podría haber un accidente.

Por su parte, la portavoz de C's, Marina Bravo, ha dicho que no están a favor de destinar "ni un solo euro" a la ruptura y separación con el resto de España, que los presupuestos de Territorio son "arregladitos" para contentar a la CUP y ha calificado a la Generalitat de hacer un "capitalismo de amiguetes".

Desde el PSC, Jordi Terrades, ha denunciado la "incomunicación" del Gobierno y Generalitat en materia de Rodalies y ha acusado a Rull de buscar el enfrentamiento entre ambos gobiernos.

Hortensia Grau, de Catalunya Sí que es Pot, ha lamentado la ausencia de la agencia catalana del medio ambiente que estaba prevista crear y ha reclamado la necesidad de coordinación de las políticas de agua, energía y cambio climático, a la vez que ha lamentado que no haya una apuesta por el transporte ferroviario.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin