Política

EEUU consideraba a Gibraltar español y quiso entregar las Malvinas a Argentina

  • En un informe de 1983 de la CIA desclasificado recientemente
El Peñón de Gibraltar. Imagen: Reuters.

"Gibraltar podría terminar siendo una comunidad autónoma más de España con amplias competencias en economía, impuestos y policía". Esta previsión la hizo la CIA (Agencia Central de Inteligencia) estadounidense el 15 de febrero de 1983. El informe, titulado Reino Unido-España: Gibraltar - Conflicto por un pedazo de la roca, ha sido desclasificado ahora junto a otros 930.000 documentos más y apuesta porque el Peñón se convertiría en una especie de región semiautónoma española.

El memorándum, elaborado al inicio de una ronda de conversaciones bilaterales sobre el futuro de la zona, cree que Gibraltar acabará siendo español pero advierte de que el proceso durará décadas. Según su previsión, el diálogo no sería una solución plausible, por lo que apuesta por una cosoberanía. "Una posible solución provisional podría ser un acuerdo para la administración conjunta, así como la doble ciudadanía para los residentes en Gibraltar. A largo plazo, el resultado más probable es que Gibraltar se convierta en una región de España, pero el proceso puede tardar varias generaciones", explica.

Según este documento, la posición oficial de EEUU es la equidistancia. "Los Estados Unidos se resisten a involucrar a la OTAN en el problema de Gibraltar", zanja.

¿Malvinas argentinas?

En la misma línea, Estados Unidos elaboró en 1982 un plan secreto para entregar a Argentina la soberanía de los islas Malvinas y trasladar a sus habitantes a territorio británico, tal y como señala el diario Daily Mail.

Cuando el conflicto entre Argentina y el Reino Unido por el control del archipiélago ya había comenzado, los servicios secretos estadounidenses redactaron un texto en el que indican que Londres subestimó los recursos militares necesarios para imponerse y recomendaban ceder el control a Buenos Aires.

Parte del documento se centra en el futuro de los 1.800 habitantes que tenían entonces las islas del Atlántico Sur, de nacionalidad británica y a quienes se les habría ofrecido un periodo de tres años para optar entre convertirse en ciudadanos argentinos o bien recibir una compensación económica por abandonar las Malvinas.

El entonces presidente del Consejo Nacional de Inteligencia (IC, en inglés) estadounidense, Henry Rowen, propone en ese informe entregar 100.000 dólares (93.000 euros al cambio actual) a cada persona que aceptara mudarse. "Es probable que muchos residentes consideren que (esa compensación) es suficiente aliciente para trasladarse a otro lugar, quizás a Escocia o a cualquier sitio con condiciones similares a las de las Malvinas", señala el autor del documento.

"Cualquier residente que no quiera ser recolocado, será libre de quedarse y convertirse en argentino al término del periodo de tres años", establece esa hoja de ruta secreta, que proponía que Londres y Buenos Aires compartieran "al 50%" el coste de esas compensaciones económicas.

Argentina ha reclamado la soberanía de las Malvinas desde que en 1833 el Reino Unido estableció una colonia formal en el archipiélago, descubierto a finales del sigo XV por los primeros europeos que navegaban hacia América. El 1 de abril de 1982, tropas argentinas desembarcaron en las islas del Atlántico Sur, lo que desató una guerra con el Reino Unido, gobernado entonces por la primera ministra conservadora Margaret Thatcher. En el conflicto, que terminó con la rendición de Argentina en junio de ese mismo año, murieron 255 británicos, tres isleños y 649 argentinos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin