Política

Iglesias y Urban pactan "derrotar a la Triple Alianza" con movilización social y buscar la reforma de la Ley de Amnistía

Ambos acuerdan con Errejón convocar una conferencia internacional anti extrema derecha y avisan de que no pueden dejarse atraer por sus lemas

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Los equipos del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias y del anticapitalista Miguel Urban han pactado "un plan para derrotar a la Triple Alianza" --como Iglesias se refiere a PP, PSOE y Ciudadanos-- por la vía de colaborar con la sociedad y ayudar a ampliar y consolidar las movilizaciones.

Además, ambas candidaturas han pactado una resolución por la que se comprometen a combatir la "impunidad del franquismo", empezando por impulsar en el Congreso una reforma de la Ley de Amnistía "impidiendo su aplicación a los crímenes contra la humanidad cometidos por la dictadura franquista" para que se les aplique la normativa internacional.

Así lo ha anunciado este jueves el equipo de Urban (Podemos en Movimiento), que también ha informado de un acuerdo entre las tres principales candidaturas --estas dos y la de Íñigo Errejón-- en torno a una propuesta suya: organizar y ser "garante" de una conferencia internacional de todas las fuerzas que "luchan contra la austeridad y la xenofobia".

En esta iniciativa, asumen que Podemos "es ya un referente internacional" y que debe contribuir a conformar "un bloque histórico que sirva de parapeto" a la extrema derecha, incidiendo en las elecciones de este año en Europa, porque consideran que es un año "clave para el asentamiento o reflujo de la internacional reaccionaria".

Sobre este asunto, se advierten también a sí mismos de que no pueden "dejarse atraer, en modo alguno, por los modos, proclamas y éxitos de la extrema derecha", creyendo poder capitalizar aquello que no les "pertenece".

En esto han estado de acuerdo las tres principales candidaturas. En cambio, la de Errejón no firma la resolución relativa a cómo actuar para conseguir el cambio. El texto, que Iglesias y Urban firman personalmente, parte de que "la crisis de régimen no parece haber encontrado una solución clara" y que "la recuperación económica es sólo aparente".

PREVÉN "UN NUEVO CICLO DE MOVILIZACIONES"

Por eso, creen que en el medio plazo habrá "un nuevo ciclo de movilizaciones y un nuevo periodo de inestabilidad", como apuntan "el movimiento contra la LOMCE o los conatos de nuevo sindicalismo de inquilinos".

En ese contexto, creen que el reto de Podemos será "tener la capacidad de ampliarlas y ayudar a que se consoliden en estructuras con vocación de permanencia, ya que estas luchas constituyen la condición de posibilidad del cambio político".

Según dicen, parten "de que el cambio social no es posible únicamente desde la acción institucional, sino que debe ser impulsado por una pluralidad de frentes de lucha" y de que la cultura de "los espacios de resistencia es necesaria para que ese cambio sea duradero".

Así, avisan de que no se trata de "absorber esa riqueza" de las organizaciones para supeditarla a la agenda institucional sino de estar en contacto con ellas y apoyarlas.

Para eso, proponen construir "espacios de colaboración estable entre la sociedad civil y las fuerzas políticas del cambio", incluyendo a fuerzas alternativas, sindicatos, movimientos sociales y organizaciones de la sociedad civil que lo deseen. El texto recuerda que Podemos "contribuyó a ensanchar la audiencia de masa de todas estas fuerzas" y ahora tiene que definir una línea de alianzas y relaciones con ellas.

APOYAR A LAS CIUDADES EN DESOBEDIENCIA CON EL TECHO DE GASTO

En este mismo texto se recoge el compromiso de "apoyar a los municipios del cambio y los procesos municipalistas en desobediencia con el techo de gasto", rechazando "el endeudamiento ilegítimo y la austeridad que impiden garantizar derechos y servicios de calidad".

El otro texto pactado por los equipos de Iglesias y Urban --no por el de Errejón-- lleva el título "Por el Derecho a la Justicia" y recalca que "no hay justificación ética, social o política que permita el mantenimiento de la impunidad del franquismo".

En ella, cuestionan los pactos de la Transición, a los que consideram "el origen y el caldo de cultivo" de las "lacras políticas" como la corrupción, la limitación de libertades y el

"austericidio" y advierten de que no se trata de "historias del pasado" sino de la "vergonzosa situación actual" de que siga habiendo "fosas cerradas, personas con su identidad perdida, desaparecida o robada, personas torturadas que conviven con sus torturadores".

Y, en la misma línea, denuncian la "realidad esperpéntica" de que quienes denuncian crímenes contra la humanidad sean "tachados de guerracivilistas vengativos". El reconocimiento de las víctimas y su derecho a la verdad, añaden, debe ser "un aspecto básico" del cambio político que propugna Podemos.

PROMOVER QUERELLAS CONTRA CRÍMENES FRANQUISTAS

Además de impulsar una reforma de la Ley de Amnistía, se proponen integrar todos los grupos municipales de Podemos en la Red de ciudades por la Justicia, que promueve que los Ayuntamientos promuevan querellas contra los crímenes franquistas.

También quieren impulsar en todos los parlamentos e instituciones iniciativas que garanticen la aplicación del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y la recuperación de la Memoria Histórica.

La candidatura Podemos en Movimiento también ha llegado a acuerdos con otras candidaturas menores para fusionar sus documentos o incorporar aportaciones.

De cara a Vistalegre, el eurodiputado Miguel Urban encabeza la candidatura de los anticapitalistas al Consejo Ciudadano, que lleva en los primeros puestos a la diputada regional madrileña y activista Beatriz Gimeno y, después, a Diego Pacheco, Lorena Garrón, Isidro López y Neskutz Rodríguez. En el puesto 15 va el cantautor Nacho Vegas y, cerrándola de modo simbólico, el actor Alberto San Juan y el alcalde de Cádiz, José María González 'Kichi'.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin