Política

Pagazaurtundua dice que ahora que ETA no mata es cuando se puede "exigir" que "se condene el pasado"

Ordóñez denuncia que en la actualidad la "cultura del odio que asesinó a Joseba sigue muy presente"

ANDOAIN (GUIPÚZCOA), 5 (EUROPA PRESS)

Maite Pagazaurtundua, hermana del que fuera jefe de la Policía local de Andoain, Joseba Pagazaurtundua, asesinado por ETA el 8 de febrero de 2003 en Andoain, ha reivindicado que ahora que la banda terrorista no mata es cuando se puede "exigir" que se "condene el pasado", porque será entonces cuando se estará "edificando" el futuro, "mucho mejor" que con la Ponencia de Paz "que se va a empantanar".

Pagazaurtundua se ha referido en estos términos en el acto cívico en memoria de su hermano que, un año más, ha tenido lugar, organizado por la familia del homenajeado, en la escultura 'La casa de Joseba' de Agustín Ibarrola, en el jardín de la Casa Urigain, junto al Ayuntamiento de Andoain.

Junto a la escultura se ha colocado un mural con el epígrafe 'El clavo enfermo' que mostraba frases pronunciadas por miembros de ETA y su entorno en 2002, 2005 y 2016, para ilustrar "el discurso del odio" que, a su juicio, sigue vigente.

En la cita han participado, entre otros, el filósofo Fernando Savater, la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, el ertzaina Teo Santos en representación de la Asociación Vasca de Victimología (Aserfavite), la viuda de Pagazaurtundua, Estibaliz Garmendia, el exparlamentario vasco de UPyD, Gorka Maneiro, el socialista Estanis Amutxastegi y el concejal del PP en Errenteria Chema Herzog.

Pagazaurgundua ha señalado que hay una parte de la sociedad que todavía no ha mirado hacia el pasado "para asumir las responsabilidades sociales, políticas, morales, personales, sociales" y que, además, "están intentando generar una gran bruma, para que desde el año 36 hasta ahora haya todo tipo de reflexiones que tapen lo que ha sido más grave en este país que ha sido la cultura de la violencia, del antiespañolismo, de la violencia de ETA y de sus brazos políticos sucesivos", lo que muestra que "algo no estamos haciendo bien".

Además, ha destacado que tras el cese de la actividad armada de ETA algunos han podido recuperar su vida privada y se ha logrado que "matar tenga coste", algo "muy bueno", pero "quienes lo justificaron siguen utilizando en algunos lugares donde tienen control social las palabras". En este sentido, ha reflexionado sobre el hecho de que "llamar fascista o español levanta las vedas, levantó las vedas para el asesinato y ahora para que nos conviertan en los nuevos agotes". "No es eso lo que queremos", ha subrayado.

A su juicio, esa no es la manera de "limpiar", ni de dar un futuro "no tóxico, no envenenado" a las nuevas generaciones, en el que aquellos a quienes "expulsaron" de Euskadi, puedan volver sin sentirse "estigmatizados". Pagazaurtundua, ha señalado que "no sobra nadie" en este país, "sobran ideas, las ideas del odio enmascarado que ahora toman una nueva forma".

Tras apuntar que año tras año cada vez más gente escribe cartas online a la iniciativa 'El buzón de Joseba', no lo hace "ninguno de los que estuvo directamente involucrado y son cientos", sino "todo lo contrario". "Hemos podido descubrir cómo se ha enmascarado el odio, cómo se le ha dado la vuelta, calificándonos a nosotros de gente indigna", ha afirmado.

Además, ha señalado que ofrecen "la mano abierta" a todos ellos, pero siendo "exigentes", porque siguen siendo "disidentes al nacionalismo obligatorio", porque la libertad de conciencia, la libertad ideológica, política es fundamental, no solo aquí", sino también frente al terrorismo yihadista y su "piensa como yo o mueres".

En este contexto, ha defendido que para la "dialéctica" hay que "condenar el pasado", a lo que ha añadido que tampoco se resignan porque "la resignación es una forma de consentimiento". "A quienes ahora pueden vivir más tranquilos les decimos que nosotros fuimos vuestros escudos humanos, gracias a nosotros tenéis muchísima libertad ahora pero sigue habiendo tabús", ha apuntado.

A su juicio, ahora que ETA no mata es cuando se puede "exigir", que se "condene el pasado", porque será entonces cuando se estará "edificando, mucho mejor que con esa ponencia que se va a empantanar, el futuro para nuestros hijos y nuestros nietos".

Pagazaundua ha repartido tras el acto a los periodistas un atestado de la Ertzaintza de 2005 que muestra cómo el miembro de ETA Gurutz Aguirresarobe, detenido por el asesinato de Pagazaurtundua en 2010, "se jactaba de sus actos, incitaba al asesinato y vejaba a las víctimas".

Por su parte Santos ha reivindicado "la exigencia de deslegetimación de las ideas que llevaron al terrorismo" y ha reclamado "la unión de las miradas de quienes siempre se han opuesto al terrorismo, especialmente de quienes más lo padecimos, anteponiendo esa coherencia a otros cálculos partidarios".

"SIN RENTABILIDAD"

A su juicio, quienes "practicaron el terrorismo en todas sus formas o apoyaron a los terroristas son los que tienen que cambiar su perspectiva y actuación, sin rentabilidad de ningún tipo, para su renuncia efectiva de la violencia, que incluye el reconocimiento del horror que causaron y la ilegitimidad del mismo". "Entonces cuando limpien su mirada podremos poner la vista en un futuro común, compartido", ha afirmado.

Ordóñez ha señalado que, "sin el eco de las bombas, de las pistolas, la convivencia hoy en Euskadi y Navarra es una utopía", cada vez "más inalcanzable" y "no por culpa de los violentos, de los asesinos orgullosos de serlo, sino por la desidia de quienes sin nunca haber disparado o apoyado a ETA siguen hoy todavía, como siempre, mirando hacia otro lado".

"CULTO AL TERRORISTA"

Ordóñez ha criticado a los "responsables de partidos, de instituciones, que han aprendido a vivir y a convivir con el culto al terrorista y a dar por bueno que el odio y el derramamiento de sangre se convierta en una virtud". "Se mira hacia otro lado cuando se permite el cerco radical a casas cuartel de la Guardia Civil", o cuando "en nombre de la paz se encuadra la justificación del asesinato selectivo como algo soportable" y también "cuando se consienten honores en plena calle de asesinos orgullosos de serlo", ha apuntado.

Para la presidenta de Covite, esa es la historia "viva" que hoy "políticos de todos los colores por acción o por omisión están redactando para que sea asumida por las nuevas generaciones como propia".

"A Joseba Pagazaurtundua no lo mataron las pistolas, lo mató la cultura del odio", que "sigue muy presente entre nosotros". Al respecto, ha destacado que "si no sacamos de las instituciones a quienes aplauden y disculpan a los radicales las frases que presiden este acto pasarán del papel a la boca de nuestros hijos" y ha preguntado al lehendakari, Iñigo Urkullu, si quiere que su hijo "desee la muerte a un compañero de la universidad".

También ha preguntado al presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, y a la secretaria general del PSE, Idoia Mendia, si creen que sus hijos enciendan la televisión y vean "cómo un terrorista orgulloso de la sangre derramada esté hablando desde el hemiciclo del Congreso o desde el Parlamento vasco".

El filósofo Fernando Savater ha opinado que cuando se habla de Ponencia de Paz "no se trata de estas cosas que se dicen de que hay que renunciar a la violencia, ni siquiera hay que condenar la violencia, porque ya está condenada por el Quinto mandamiento y el Código Penal", sino que de lo que se trata es "de condenar a ETA". "Eso es lo que se exige si quieren reconciliarse con nosotros, que condenen a ETA", ha sostenido.

Por último ha incidido en que quien quiera "reconciliarse" con quienes han "luchado" contra la banda terrorista y con sus víctimas, "lo que tienen que hacer es explícitamente condenar, no la violencia en general, sino a ETA en particular", algo que, a su juicio, es "imprescindible" para una "reconciliación real en el país".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin