Política

La CUP pide "presión" al Govern para introducir cambios fiscales en los Presupuestos

Piden revertir externalizaciones y critican a Junqueras por defender el modelo público-privado

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

La CUP ha pedido este miércoles mantener la "presión" sobre el Govern las próximas semanas para propiciar un cambio de postura en la política fiscal y modificar el IRPF, el impuesto de Patrimonio y el de Sucesiones y Donaciones para gravar más a las clases altas.

Un informe del equipo de Presupuestos de la CUP y recogido por Europa Press subraya que las enmiendas 'cupaires' de fiscalidad en la ley de acompañamiento de los Presupuestos deberán votarse en el debate final de las cuentas y "podrían llegar a incorporarse".

El documento 'Situación actual de la negociación presupuestaria y enmiendas vivas de la CUP-CC. Resumen del trabajo realizado' recuerda que PSC y SíQueEsPot también han presentado enmiendas en el mismo sentido y que se llevarán a ese pleno para votarlas.

El escrito destaca la campaña mediática del entorno de la CUP para aumentar la fiscalidad del 4% de la población con más ingresos, y la aceptación de la propuesta "de buena parte de la sociedad catalana".

"Desde JxSí se han cerrado totalmente a modificar estos impuestos. Otros grupos del Parlament --PSC y SíQueEsPot-- han presentado propuestas parecidas y han sido rechazadas conjuntamente con las de la CUP por el bloque formado por Jxsí y el PP", exponen.

El equipo de presupuestos de la CUP prevé un incremento de 400 millones de euros para "aumentar sustancialmente la capacidad para hacer políticas sociales" con el aumento del tipo impositivo de las rentas superiores a 60.000 euros anuales y aumentando el impuesto de patrimonio y sucesiones.

De todas las enmiendas de modificaciones de partidas que no iban dedicadas a financiar fondos estructurales "no se ha aceptado ni una, ya que el Govern no ha estado dispuesto a modificar ni un ápice sus propuestas de gasto" de ningún departamento, destacan.

Entre ellas, la CUP solicita la disminución de un 14% del sueldo de los altos cargos de departamentos, empresas y entes públicos; reducir entre el 5 y el 30% las partidas destinadas a la provisión de servicios ajenos, transferencias a empresas privadas, dietas y atenciones protocolarias; reducir el fondo de fomento al turismo; eliminar la inversión en pistas de esquí y las aportaciones al Circuït de Catalunya de Montmeló, entre otras.

La CUP tampoco ha conseguido que prosperara su enmienda para eliminar la rebaja sobre el impuesto del juego "que se aprobó en el Parlament para fomentar BCN World y que entrará en vigor cuando abran los casinos de esta gran operación especulativa" en Tarragona.

REVERTIR EXTERNALIZACIONES

Lamentan especialmente que los Presupuestos no incluyan el fondo para la reversión de externalizaciones de servicios públicos que habían pedido como fondo estructural transversal.

"Desde JxSí no se ha querido entrar a negociar la reversión de externalizaciones e incluso ha habido declaraciones públicas de dirigentes de JxSí, como Oriol Junqueras, defendiendo el modelo actual público-privado", han reprochado al vicepresidente del Govern, Conseller de Economía y principal arquitecto de la Ley de Presupuestos.

Con todo, recuerdan que esta enmienda esta "viva" todavía y que su aportación es de cerca de 142 millones de euros.

Desde la CUP han rechazado en varias ocasiones la versión que se ha sostenido desde JxSí sobre que se habían hecho suficientes cesiones a las demandas 'cupaires' y han incidido en que apenas se han movido de la posición inicial.

Pese a ello, el portavoz del Secretariado nacional de la CUP, Quim Arrufat, explicó que el grupo parlamentario de la CUP respaldaría los presupuestos con dos votos a favor y ocho abstenciones, aunque advirtió que era un sí condicionado al referéndum y que si no se celebraba "como muy tarde en septiembre" forzarían elecciones.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin