Política

Las cinco claves del congreso de Podemos: vencedores o vencidos

  • El futuro de la legislatura y la convocatoria de elecciones, en sus manos
Íñigo Errejón y Pablo Iglesias. Imagen: EFE.

La emoción del fin de semana político que tenemos por delante se jugará en el Palacio de Vistalegre, con la II Asamblea Ciudadana de Podemos en la que se juega el futuro de la tercera fuerza política de España. La segunda, según el CIS. Puede que de su resultado no dependa, como ocurrirá con el congreso del PSOE la próxima primavera, el futuro de la legislatura y la convocatoria de elecciones. Pero lo que decidan los miles de "inscritos" sobre la línea política que seguirán y sobre las personas que sostendrán el rumbo será determinante para la reconfiguración de la desunida izquierda española.

Si algún efecto evidente ha tenido la conversión en partidos políticos con cauce institucional de aquellos movimientos de protesta de los años 2011 y 2012, abonados eficazmente en las televisiones, ese ha sido la fragmentación del electorado de izquierdas, antes configurado en torno al Partido Socialista.

Cinco aspectos esenciales se juegan el sábado y domingo en la antigua plaza de toros descubierta conocida en aquel barrio madrileño como 'La Chata' carabanchelera.

Iglesias o Errejón: todo o nada

Como en las eliminatorias coperas ahora tan de actualidad, sólo puede quedar uno. El duelo recuerda a aquél famoso de titanes que se desarrolló al alba en un recordado tiroteo en Tombstone, Arizona, entre los Earp y los Clanton. Pablo Iglesias ha empeñado su palabra y dimitirá si no logra ser el más apoyado, incluso ha afirmado que se pensará dejar el escaño. Íñigo Errejón es sabedor del futuro que tendrá que asumir desde el lunes 13 de febrero, abandonando la secretaría política, dejando el jugoso puesto de portavoz parlamentario y, entonces tal vez sí, aceptando posibles premios de consolación como la candidatura a la alcaldía de la capital.

En esta lógica plebiscitaria, los máximos líderes del sector que encabeza Iglesias hablan de sus adversarios como "la lista o la corriente de Íñigo y Tania". Curiosamente, el nombre de la diputada no aparece en la candidatura errejonista.

Los votos deciden

Hasta siete votaciones se van a llevar a cabo en este modelo de congreso por el que se organiza Podemos. Se votan cuatro documentos: el político, organizativo, de ética y de igualdad, además del Consejo Ciudadano, la Secretaría General y la Comisión de Garantías.

Las votaciones se han llevado a cabo desde el día 4, y en la mañana del domingo las corrientes enfrentadas contendrán la respiración en el momento en que se anuncien los resultados. Dos son las votaciones decisivas: la del Consejo, la dirección que guiará a Podemos los próximos años, y la del documento político que marcará su estrategia.

La calle o el juego institucional

Dar miedo en la calle o dar la batalla en las instituciones. Las manifestaciones y el ambiente de presión y tensión constante, o las moquetas palaciegas de la Carrera de San Jerónimo. Esa es la disyuntiva en que se mueven las dos candidaturas presentadas para la votación de la ponencia política. En los textos presentados por ambas corrientes no se especifica la forma de convencer a los posibles votantes o simpatizantes de que Podemos no seguirá siendo una organización en la que las guerras por el poder conviertan en secundario el debate sobre las políticas de defensa de los ciudadanos, donde PSOE, Ciudadanos y PP le han cogido la delantera en estos últimos meses.

Posibles represalias contra los perdedores

Los dos bandos en litigio, especialmente los pablistas, se ofenden cuando se les pregunta si habrá purgas de los vencedores a los vencidos, alegando que no se puede banalizar algo que supuso tanto sufrimiento en el pasado. Si así ocurrió a lo largo del siglo XX fue en las organizaciones que han inspirado su propio nacimiento y acción política. Y los antecedentes recientes en forma de ceses fulminantes en Podemos Madrid y en otros cargos de responsabilidad son un negro presagio que se cernirá como una sombra sobre las cabezas de los derrotados en la Asamblea Ciudadana del fin de semana.

Qué hacer con el "cementerio de elefantes"

Son muchos ya los dirigentes de Podemos que llegaron a tener una relevancia enorme y se han quedado por el camino. En sólo tres años de vida, este partido ha visto como valores de gran peso en su proyecto eran apartados o se retiraban de forma prudente de la primera línea. Carolina Bescansa es su figura más importante entre las que han elegido apartarse. Pero por diferentes motivos también pasaron a segundo plano Juan Carlos Monedero, Sergio Pascual o José Manuel López. Gestionar una nómina de ex retirados a los cuarteles de invierno será un reto para la nueva dirección de una formación política que según muchos análisis quiere ser mayor demasiado pronto.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Antonia
A Favor
En Contra

Ganará Iglesias, que además es lo mejor que podemos desear los demócratas. Errejón tendria probabilidades de gobernar; Iglesias, a no ser que Pedro Sanchez gane sus primarias, no gobernara en su p.vida.

Puntuación -1
#1