Política

Renzi acepta un congreso en el seno del PD pero pide respeto del resultado

Roma, 13 feb (EFE).- El ex primer ministro de Italia y actual secretario general del gubernamental Partido Demócrata (PD), Matteo Renzi, aceptó hoy que se celebre un congreso en el seno de su partido para elegir al nuevo secretario general y pidió a sus críticos que respeten el resultado.

Renzi realizó estas declaraciones en una reunión de la dirección de su partido en la que llamó a la unidad para que ponga fin a la división que existe en la formación entre una mayoría "renziana" y una minoría crítica y a la izquierda del político florentino.

"Se cierra un ciclo en la dirección del PD", afirmó Renzi, si bien no anunció por el momento su dimisión como secretario general.

"Hagamos el congreso y quien pierda, que tienda su mano al día siguiente (...), que no deje solo a quien gane las primarias", añadió.

El ex primer ministro italiano, además, hizo un llamamiento a su partido para que se plantee en este congreso una discusión fructífera y un debate sobre ideas y no sobre cuándo se deben celebrar las próximas elecciones generales, previstas para febrero de 2018.

"Yo no quiero divisiones, y si las hubiera, me gustaría que fueran en base a un debate", señaló, al tiempo que llamó a la unidad: "a los amigos y compañeros de la minoría quiero decirles 'lo siento si constituyo vuestra pesadilla, pero nunca seréis nuestro adversario'. La oposición está fuera de esta sala".

Durante su discurso, Renzi también se refirió a algunos acontecimientos actuales, como al pulso que mantiene Italia y la Unión Europea (UE) por el ajuste en sus cuentas con el objetivo de que el país transalpino reduzca el déficit público.

En este sentido, el político florentino rechazó querer "incumplir las reglas europeas", sino que dijo querer "discutirlas y, si es posible, cambiarlas" para evitar seguir implementando políticas de austeridad en favor del fomento del crecimiento económico en los distintos países del Viejo Continente.

Renzi dimitió el pasado diciembre después del fracaso obtenido en referéndum por su reforma constitucional y fue sustituido como primer ministro en el Ejecutivo por el ministro de Exteriores durante su gabinete, Paolo Gentiloni.

Ahora, Renzi y la minoría debaten el futuro de su partido, mientras que partidos de la oposición como el Movimiento Cinco Estrellas o la xenófoba Liga Norte piden celebrar lo antes posible elecciones generales en Italia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin