Política

El PDeCat propondrá a Jordi Xuclà para la Comisión de Secretos del Congreso y confía en que el PP no les vete

Cada miembro debe ser votado por al menos 210 diputados, y eso supone que los independentistas necesitan al PP ó Cs para entrar

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El Grupo Mixto del Congreso propondrá al diputado del PDeCAT Jordi Xuclà como candidato para acceder a la Comisión de Gastos Reservados, cuyos integrantes se elegirán la próxima semana en una votación secreta en sesión plenaria para la que es necesario sumar apoyos de otros grupos parlamentarios. En este contexto, los independentistas confían en que el PP no intente vetar su entrada en el club de los diputados con acceso a información secreta y que también controla al Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

Tradicionalmente los integrantes de la conocida como Comisión de Secretos Oficiales se eligen al inicio de cada legislatura pero en esta ocasión serán designados más de medio año después de su arranque. En la anterior, frustrada por la falta de acuerdo para la investidura, ni siquiera se creó.

Lo habitual es que los grupos propongan a sus portavoces titulares para formar parte de esta comisión. En el Grupo Mixto han acordado que su presencia en la Comisión de Secretos corresponde al PDeCAT pero, el candidato no será su portavoz, Francesc Homs, sino su diputado por Girona, Jordi Xuclà, según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

Homs, quien está procesado por el Tribunal Supremo por organizar la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014 cuando era conseller de Presidencia la Generalitat, ha hecho saber que no estaba especialmente interesado en integrarse en ese órgano.

XUCLÀ FUE VETADO PARA LA MESA EN 2015

Por eso el candidato del PDeCAT será Xuclà, quien se ha venido ocupando de los asuntos relacionados con Asuntos Exteriores y Defensa y ahora es portavoz en la Comisión Mixta de Seguridad Nacional.

Los independentistas confían en que el PP no vete su entrada en la Comisión de Secretos, como sí hizo con ERC hace dos legislaturas, cuando los republicanos estaban en el Grupo Mixto y vieron sistemáticamente bloqueado su acceso al órgano donde se trata la información reservada.

Precisamente, en 2015 Xuclà fue la persona que la antigua Convergència (CDC) eligió para ocupar el vacío que dejó en la Mesa del Congreso el entonces vicepresidente cuarto, el convergente Jordi Jané, al ser nombrado consejero de Interior del Ejecutivo de Artur Mas. Una vacante que nunca se llegó a cubrir porque el PP, ttras la ruptura de CiU, se negó en todo momento a que un independentista entrara en el órgano rector de la Cámara.

SÓLO UNO POR GRUPO

De acuerdo con el Reglamento de la Cámara Baja, los diputados autorizados para acceder a secretos oficiales deben ser elegidos por el Pleno del Congreso y contar con un respaldo de al menos tres quintos de la Cámara (210 diputados) en una votación secreta mediante papeleta en urna. Sólo puede entrar uno por grupo parlamentario, que habitualmente es el portavoz.

Teniendo en cuenta el actual reparto de escaños en la Cámara, los independentistas de ERC y del PDeCat (por el Grupo Mixto) sólo podrían ser elegidos si reciben votos de diputados del PP y de Ciudadanos, pues ni sumando el resto de grupos llegarían a esa barrera de 210 votos.

Desde el PSOE ya avanzaron que no pondrán peros a la entrada de ningún grupo en la Comisión de Secretos, mientras que fuentes 'populares' han informado a Europa Press de que esta vez no vetarán a los republicanos como sí hicieron cuando tenían mayoría absoluta, en la legislatura 2011-2015.

Esquerra formaba parte entonces del Grupo Mixto, pero el PP se negó a apoyar la entrada de los tres candidatos que se sometieron a votación en el Pleno alegando que los independentistas catalanes podían trasladar la información reservada a los miembros de la coalición abertzale Amaiur, que integraba a los herederos de la antigua Batasuna.

La primera y última vez que Esquerra estuvo en la llamada Comisión de Secretos fue entre 2004 y 2008, cuando estrenó grupo parlamentario propio en el Congreso. En la siguiente legislatura (2008-2011) compartía grupo con IU-ICV y su representante fue Gaspar Llamazares de IU.

EL PP PREVÉ DAR VÍA LIBRE A ERC

Con esos precedentes, los 'populares' asumen que ahora no pueden negarse a dar vía libre a ERC porque tiene grupo propio, pero sí han avanzado que no verían con buenos ojos la entrada de un independentista en el órgano encargado de los secretos oficiales. Por contra, el PP no pondría pegas a dejar entrar en la Comisión de Gastos Reservados a representante del resto de partidos del Mixto: Compromís, Unión del Pueblo Navarro, Coalición Canaria, Nueva Canarias o Foro Asturias.

En cuanto a Ciudadanos, al inicio de esta legislatura también puso reparos a permitir el acceso de los independentistas a los secretos oficiales y aseguraron que no pensaban ayudar a su elección prestando diputados. Ahora bien, asumen que no es lo mismo vetar un grupo parlamentario legalmente constituido.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin