Política

El PP agota el plazo sin cumplir el pacto anticorrupción con Ciudadanos

  • Aunque el partido de Rivera insiste en ver "encarriladas" las medidas
Los dirigentes de C's Albert Rivera y Juan Carlos Girauta, ante el portavoz del PP Rafael Hernando. Imagen: EFE

El PP agotó el plazo firmado con Ciudadanos sin cumplir las seis medidas de regeneración exigidas por Albert Rivera a cambio de votar sí a la investidura de Mariano Rajoy. Aunque desde Ciudadanos insisten en tener "encarriladas" las medidas y confían en que el PP cumpla su palabra, lo cierto es que los tres meses de límite se han cumplido y los populares han mostrado más evasivas que compromisos firmes.

Según el guión acordado por ambos partidos, en los tres primeros meses de legislatura debía estar tramitada la totalidad del pacto anticorrupción: reforma electoral, prohibición de indultos a corruptos, supresión de aforamientos políticos, limitación de mandatos, separación de imputados por corrupción y constitución de una comisión de investigación sobre la financiación del PP.

Aunque ayer el portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, reiteraba su "convicción" de tener encarriladas las seis medidas, lo cierto es que solo las dos primeras han comenzado su andadura parlamentaria.

Es más, tras un encuentro que buscaba cerrar in extremis tres puntos del acuerdo, el PP puso ayer más peros sobre la mesa sobre las promesas incumplidas y rechazó la propuesta de Ciudadanos de limitar el mandato del presidente del Gobierno por la vía rápida y sin reformar la Constitución.

En ese asunto, Girauta insistió en que esa limitación solo requiere una modificación "bastante sencilla" de la Ley del Gobierno. Sin embargo, en rueda de prensa posterior,el secretario del grupo parlamentario popular, José Bermúdez de Castro, expuso su tesis de que se requiere una reforma constitucional, porque implica mermar las facultades del Rey para proponer un candidato y de los diputados para investirlo.

Tampoco se concretó nada sobre el fin de los aforamientos ni sobre la creación de una comisión sobre el caso Bárcenas. Sobre esta última, Bermúdez reconoció después que "lo hemos firmado y no nos podemos negar a ello", pero volvió a las evasivas, apelando a quienes incluso desde otros partidos alertan de que no se puede investigar en el Parlamento lo que está en los tribunales, dejando, de momento, en punto muerto su presentación.

Mayoría alternativa

Ya durante la mañana, conscientes de la distancia y las dificultades, ambas formaciones cruzaban declaraciones que ponían la venda antes que la herida. El presidente de Ciudadanos apuntaba que las medidas contenidas en el acuerdo de investidura saldrán adelante con el acuerdo de los populares o sin él, ya que existe una mayoría alternativa.

En declaraciones en Barcelona, Rivera subrayó que el PP "arrastra los pies" cuando se trata de medidas contra la corrupción y de mejora de la democracia, porque "por naturaleza" es un partido "conservador", "inmovilista" y, además, "lleno" de casos de corrupción.

En el PP llevaban semanas advirtiendo de sus reticencias. A pocas horas del encuentro, el portavoz popular en el Congreso, Rafael Hernando, remarcaba las dificultades de su cumplimiento.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin