Política

Cordish presentó un segundo proyecto sin revisar con la Comunidad el primero

Madrid, 9 may (EFE).- La Comunidad de Madrid revisará de manera "muy minuciosa" el nuevo proyecto presentado por Cordish para construir un complejo de ocio en Torres de la Alameda, que se presentó sin valorar con los técnicos de la Comunidad de Madrid el porqué se había rechazado la primera propuesta.

Así lo ha explicado hoy la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que ha mostrado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, la sorpresa de su Ejecutivo ante los pasos dados por el grupo estadounidense.

El Gobierno quiere que se invierta en Madrid pero reiteran que para que el proyecto se acoja a la figura de Centro Integral de Desarrollo (CID), que permite construir en cualquier tipo de suelo salvo en los de especial protección y ofrece ventajas fiscales, deben cumplirse "unos requisitos muy específicos".

"Debemos velar por el interés de todos los madrileños", ha agregado la presidenta autonómica, que no ha valorado el fondo del nuevo proyecto de Cordish, del que sí ha indicado que no es confidencial porque se ha hecho llegar a los medios.

A juicio de Cifuentes, el interés de este grupo muestra que Madrid es una comunidad "atractiva" para la inversión extranjera, algo que agradece su Gobierno; la región recibe prácticamente la mitad de la inversión extranjera de toda España, ha agregado.

El plazo para que el Gobierno dé una respuesta a Cordish comenzó con la presentación del documento, el pasado jueves, y es de un mes, ha explicado la presidenta.

Entonces Cordish remitió un documento a la Comunidad en el que añadía a la primera fase de desarrollo instalaciones culturales, un sendero rural que rodea el complejo, y actividades deportivas que se realizarán en la playa, otra de las novedades que incluye el proyecto.

De esta manera, Cordish trata de responder a las críticas de la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda de Madrid, que aseguró que para que el proyecto se tramite con la categoría de centro integrado de desarrollo (CID) no solo debe garantizarse financieramente la construcción de la almendra central sino todo el macrocomplejo.

Fuentes cercanas a Cordish señalaron que, si no se detallaron estas actividades al principio, fue porque "no era necesario al no estar aceptado el proyecto como CID".

Según el documento, Cordish también se ha comprometido a financiar el desdoblamiento de la carretera M-224 -valorado en unos 15 millones- para conectar el complejo con Madrid, así como a la utilización de autobuses lanzadera -financiados también por la empresa- para conectar con lugares como el aeropuerto Madrid-Barajas.

La almendra central de Live Resort estaría compuesta por un hotel de 500 habitaciones, zona comercial y de hostelería, un área de juego, un centro de convenciones, conferencias y reuniones y un aparcamiento, todo ello por unos 550 millones de euros.

El proyecto planteaba una inversión de más de 2.000 millones de euros, que podrían llegar a 3.000 millones, para levantar un megacomplejo de ocio de 134 hectáreas que generaría unos 56.000 empleos y contaría con hoteles, restaurantes, oficinas, cines, un teatro, un centro de convenciones, un circo permanente y una zona de juego.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin