Política

El programa legislativo británico será retrasado al 21 de junio

Londres, 15 jun (EFE).- El programa legislativo del Gobierno de la conservadora Theresa May, conocido como el "discurso de la Reina", será presentado este 21 de junio, dos días después de lo originalmente previsto, informó hoy una portavoz parlamentaria.

El retraso del discurso, que lee Isabel II en la Cámara de los Lores, fue comunicada por la llamada líder de la Cámara de los Comunes, la diputada conservadora Andrea Leadsom, que actúa de portavoz del grupo parlamentario "tory" en la Cámara Baja.

La decisión fue tomada mientras la primera ministra británica negocia con el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte un acuerdo que le permita gobernar en minoría con el apoyo de los diez diputados que tiene esa formación en los Comunes.

El "discurso de la Reina", que contiene los principales proyectos legislativos del nuevo Gobierno, iba a presentarse el próximo lunes, 19 de junio, el mismo día del planificado comienzo de las negociaciones sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

"El Gobierno acordó con el palacio de Buckingham que la apertura de Estado del Parlamento tenga lugar el 21 de junio", se indica en un escueto comunicado de la parlamentaria conservadora.

Sin embargo, el Gobierno no ha podido decir aún si las conversaciones sobre el "brexit" también sufrirán un retraso.

May se reúne hoy en Londres con representantes de los partidos de Irlanda del Norte ante la inquietud por el esperado acuerdo del Gobierno conservador con la formación unionista pro-británica DUP.

Según fuentes oficiales, May mantendrá -a partir de las 13.00 GMT- encuentros por separado con representantes del republicano Sinn Fein, el Partido Unionista del Ulster (UUP), el Partido Socialdemócrata y Laborista (SDLP) y el Partido de la Alianza.

El objetivo de estos contactos, según las mismas fuentes, es tranquilizar a estas formaciones ante la preocupación de que un pacto entre el Gobierno minoritario de Theresa May y el DUP pueda perjudicar el proceso de paz en Irlanda del Norte, donde hay una asamblea de poder compartido aunque de momento está suspendida.

May quiere un pacto con el DUP después de que los "tories" sacaran 318 escaños en las elecciones del día 8, ocho menos de los necesarios para obtener la mayoría absoluta -326- y 12 menos de los que tenían cuando el anterior Parlamento quedó disuelto en mayo.

El pacto entre May y el DUP no supondría la formación de una coalición, sino que los diputados unionistas norirlandeses apoyarían al Gobierno conservador en votaciones parlamentarias importantes, como la aprobación de los presupuestos del Estado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin