Política

IUCM agoniza con una deuda millonaria de la que nadie quiere hacerse cargo

Madrid, 18 jul (EFE).- Tras la sentencia que ratifica la legalidad de la separación de IU respecto a IUCM, el conflicto judicial está resuelto pero quedan temas pendientes en la antigua federación del partido en la Comunidad, como el pago de la deuda de más de un millón de euros, de la que nadie quiere hacerse cargo.

El Consejo de Política Federal de IU celebrado el 14 de junio de 2015 supuso la ruptura definitiva entre el partido y IUCM, la federación madrileña que durante varios meses había desafiado de forma reiterada a la dirección de Izquierda Unida con temas como las convergencias electorales.

Entonces, el 70 % de los miembros de este órgano, incluido el que en ese momento era el coordinador federal de IU, Cayo Lara, aprobó la desvinculación.

Sin embargo, doce miembros de Izquierda Unida Comunidad de Madrid (IUCM) contrarios al acuerdo al entender que se había vulnerado su derecho fundamental de asociación y participación política llevaron el asunto a los tribunales, que en una sentencia ya firme han dictaminado que el divorcio era legal.

El fallo de la Audiencia Provincial de Madrid, con fecha de 25 de abril, sostiene que esta decisión "no privó a los demandantes de su participación en la actividad política" ya que "podían seguir participando" bien a través de su partido político IUCM o bien integrados en la nueva federación de IU de Madrid.

De esta forma, acaba el enfrentamiento judicial relacionado con IUCM, pero aún quedan temas pendientes, como el pago de la deuda de la antigua federación madrileña, que en el momento de la separación ascendía a 1,2 millones de euros.

Ninguno de los miembros de IU en Madrid consultados por Efe conoce la cuantía actual de la deuda (probablemente muy similar a la de entonces porque el partido llegó a declararse insolvente), aunque todos evitan responsabilizarse de ella.

"Ya que se han quedado con IU, deberían asumirla", dice Julián Sánchez Urrea, uno de los integrantes de la coordinación colegiada de IUCM que sustituyó al que fuera coordinador general del partido, Eddy Sánchez, tras su dimisión unos meses antes del Consejo.

Por su parte, uno de los portavoces de IU de Madrid (la federación madrileña que tomó el relevo de IUCM), Mauricio Valiente, no cree que les corresponda a ellos el pago de la deuda.

"Cada uno que asuma sus responsabilidades", sostiene, al tiempo que recuerda que IUCM "se había registrado como un partido político independiente".

Antes de la separación, IUCM contaba con 5.500 afiliados y ahora IU de Madrid (que comparte sede con IU federal en la calle Olimpo y tiene al frente una dirección colegiada de 16 miembros) cuenta con alrededor de 2.000.

Hay por lo tanto más de 3.000 que han decidido quedarse en IUCM, sin más, o bien se han afiliado a otros partidos como Convergencia de la izquierda, encabezada por Julián Sánchez Urrea, o Izquierda abierta, liderada por el ex coordinador general de IU Gaspar Llamazares.

Es el caso de Rubén Bejarano, actual concejal de Desarrollo Local y Empleo del Ayuntamiento de Leganés, cargo que asumió tras las elecciones municipales de 2015 en las que se presentó con las siglas de IUCM.

"Lo que queda de IUCM son los grupos municipales", cuenta.

El partido agoniza a la espera de su muerte definitiva en 2019, fecha prevista para las elecciones municipales y autonómicas, en las que no participará.

IUCM no cuenta con ninguna organización política ni con sede, ya que la que había en el Paseo de Molino de Madrid, de alquiler, se abandonó en 2015 para ahorrar gastos, como ocurrió con las de las agrupaciones locales.

En los pasados comicios, en 2015, perdió su representación en la Asamblea de Madrid pero consiguió un total de 169 concejales que procedían de IUCM y se presentaron en coalición con otros partidos o bien integrados en nuevas formaciones como Ahora Madrid, que gobierna el Ayuntamiento de la capital.

El tercer teniente de Alcalde del Consistorio madrileño, Mauricio Valiente, que ahora milita en IU de Madrid es uno de ellos.

Para las elecciones de 2019, apuesta por "consolidar los espacios de unidad" del estilo de Ahora Madrid pese a la "confusión" que pueda generar esta "pluralidad" y rechaza presentar candidaturas con la única presencia de IU, aunque asegura que el partido seguirá existiendo.

"Aportamos mucho a ese proceso", concluye.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin