Política

Recasens asegura que Barcelona adoptó las medidas antiterroristas solicitadas

Barcelona, 5 sep (EFE).- El comisionado de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Amadeu Recasens, ha asegurado que el gobierno municipal "ha adoptado siempre aquellas medidas concretas solicitadas por los responsables de la lucha antiterrorista".

En la comisión extraordinaria de Presidencia y Seguridad, Recasens ha explicado las líneas principales de actuación del Ayuntamiento de Barcelona en el ámbito de la seguridad a raíz del atentado terrorista perpetrado en La Rambla el pasado día 17.

El comisionado de Seguridad ha subrayado que en la lucha antiterrorista "si alguien ha insistido en la coordinación con la Generalitat y el Estado ha sido el Ayuntamiento de Barcelona" y que "el principal responsable (de la seguridad) es el Estado".

Las explicaciones de Recasens no han satisfecho a los grupos de Cs y PP porque no ha respondido a la mayoría de preguntas que le han formulado y el gobierno no ha considerado oportuno alargar la comisión para hacerlo como le han pedido.

"Se han presentado las líneas principales que se podían presentar en un formato como éste. No hay la intención de ocultar nada" ha asegurado el teniente de alcalde Gerardo Pisarello.

Entre las preguntas que han quedado sin una respuesta en la comisión están las de si el gobierno Colau era consciente de que la ciudad "era objetivo, como habían anunciado los propios musulmanes que viven en Barcelona" y si había recibido el requerimiento del Ministerio del Interior de colocar obstáculos en la Rambla y por qué "lo desestimaron", que ha formulado la presidenta del grupo de Ciudadanos, Carina Mejias.

Tampoco las que ha formulado el popular Alberto Fernández, quien ha pedido al gobierno municipal que informase de si antes de que se produjera tenía algún tipo de información sobre un inminente atentado, en qué consisten los puntos antiterroristas de la Guardia Urbana o si no contaban con ninguna auditoría de seguridad que aconsejara algún elemento de protección en los 15 metros sin bordillo realzado de la cabecera de La Rambla, por donde accedió la furgoneta del atentado.

En su intervención, el nuevo portavoz del grupo Demòcrata (PDCAT), Jaume Ciurana, ha considerado evidente que tanto los servicios como la ciudad respondieron o bien al atentado y demostraron estar preparados.

Aun así, Ciurana ha señalado que "recuperar la complicidad de las fuerzas de seguridad ha de ser una prioridad para este gobierno".

El portavoz de ERC, Jordi Coronas, ha alertado de que tras el atentado ha quedado demostrado que "la islamofobia es un riesgo real" y que también lo es que "el 70 % de imanes salafistas están en Cataluña" y que también difunden "el mensaje del odio".

"Si hay que cerrar centros donde se practique el discurso del odio, sean de culto o no, no nos puede temblar el pulso, como hicimos con la librería Europa", ha apuntado el republicano, que ha reclamado también mas recursos policiales para poder cubrir bien toda la ciudad y todas las franjas horarias.

La portavoz de la CUP, Maria Rovira, ha hecho un análisis geopolítico del atentado de La Rambla y ha denunciado el ascenso de los discursos fascistas.

Por parte del gobierno también ha comparecido en la comisión la teniente de alcaldía de Derechos Sociales, Laia Ortiz, que ha informado sobre el dispositivo de atención psicosocial a las víctimas y ciudadanos tanto en el momento del atentado como después, más de 700, según ha revelado, entre ellas 80 personas que atendieron a las víctimas.

En su opinión, la respuesta en el primer momento fue "rápida y eficaz" porque desde febrero se cuenta con un plan de respuesta a incidentes con múltiples víctimas.

Ortiz ha anunciado que el ayuntamiento convocará la Mesa de Salud Mental para abordar las medidas que se toman para afrontar la repercusión que tendrá el atentado en los ciudadanos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin