Política

Madrid renovará el catálogo de edificios protegidos sumando la arquitectura moderna

Madrid, 5 oct (EFE).- El Ayuntamiento de Madrid comenzará la próxima semana la revisión de su Catálogo de Elementos Protegidos, que espera tener acordada el próximo verano y al que sumará edificios de la arquitectura moderna, como los que se conservan en la capital de estilo industrial.

Para consensuar la nueva protección de los edificios y su grado, el Consistorio ha aprobado en Junta de Gobierno convocar una mesa de participación el próximo 10 de octubre analizar edificios, después de que el área de Desarrollo Urbano Sostenible haya finalizado un estudio preliminar de los elementos a proteger a través del catastro y el Plan General.

De acuerdo a este estudio, en Madrid hay 300 edificios de uso residencial y tipología unifamiliar anteriores a 1900, que o no están catalogados o tienen nivel tres -que sólo protege valores puntuales- y hay otros 600 edificios de uso no residencial anteriores a 1936 en la misma situación.

En la mesa participarán las áreas de DUS, Cultura y Deporte, Economía y Hacienda (a la que pertenece la Dirección General de Patrimonio) y Coordinación Territorial y Colaboración Público-social, junto a los ministerios de Educación, Cultura y Fomento y la dirección general de Patrimonio de la Comunidad de Madrid.

Además acudirán todos los grupos municipales, asociaciones de vecinos, colegios profesionales y expertos.

Según ha detallado hoy el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, la revisión se hará en torno a dos elementos fundamentales: incorporar los edificios ya recogidos en la disposición transitoria de la ley 3/2013 Comunidad de Madrid (anteriores a 1936) e incorporar la arquitectura moderna y como particularidad de Madrid, la industrial, que se refleja en edificios como la fábrica de Clesa.

En el actual Catálogo, actualizado en diciembre de 2015, figuran 12.673 edificios, de los cuales 3.551 están catalogados con niveles de protección 2, que protege la estructura y volumetría y 1, el nivel que asegura la protección integral de los edificios más singulares.

La mesa de participación se encargará de fijar actuaciones y calendarios para la actualización del catálogo y también de analizar la incorporación de edificios susceptibles de protección por sus valores materiales (antigüedad, singularidad o tipología) e inmateriales (memoria).

Este trabajo refleja, según Calvo, el "compromiso claro" del Ejecutivo local con la protección del patrimonio, aspecto que sin embargo ha sido criticado a lo largo de la legislatura tanto por el PSOE-M como el ala más radical de Ahora Madrid, Ganemos.

Para el edil, dicho compromiso se demuestra en que no se haya derruido el edificio cedido a la Fundación Ambasz en Paseo del Prado (actualmente 'okupado' por colectivos sociales), por la sanción a la entidad colaborada que autorizó el derribo de un convento anterior a 1936 y manteniendo el edificio España pese a las "presiones".

El objetivo del Ayuntamiento es que la propuesta para actualizar el catálogo esté lista en verano para tener luego plazo para su tramitación administrativa antes de que finalice la legislatura.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin