Buscar

Experto en terrorismo alerta del auge yihadista en países con más musulmanes de segunda generación como España

5/10/2017 - 16:21

Guardia Civil, Policía de Madrid y CITCO participan en un proyecto contra la radicalización liderado por Elcano y financiado por la UE

BRUSELAS, 5 (EUROPA PRESS)

El director del programa sobre Terrorismo Global del Real Instituto Elcano, Fernando Reinares, ha alertado este jueves de que Europa occidental vive "una oleada de movilización yihadista sin precedentes" desde los años 90, que está afectando "en particular" a los países con una mayoría de población musulmana de segunda generación o más, incluido España.

"Dentro de España se corrobora la tesis general, en la medida en que, al menos la mitad de los individuos radicalizados y reclutados por redes terroristas en España son ya de segunda generación. Proceden de las únicas zonas en España donde tenemos segundas generaciones, Ceuta y Melilla y en menor medida Cataluña", ha explicado el experto en terrorismo en declaraciones a la prensa en Bruselas. Reinares ha incidido en que se trata de "una movilización yihadista que estrechamente asociada a los conflictos en Siria y en Irak".

"Antes de los atentados de Barcelona, todos los actos de terrorismo relacionados con el Estado Islámico en Europa occidental habían ocurrido en 6 de los 8 países donde hay más radicales y donde se han producido más combatientes terroristas extranjeros que han partido hacia Siria o Irak", ha precisado el experto, insistiendo en que "España no estaba entre esos ocho países". "El núcleo fundamental del problema lo tenemos en estos momentos en las segundas generaciones", ha subrayado.

Reinares ha explicado que no es "un problema de integración social", es decir, en el que un segmento de la población "no alcanza niveles educativos o niveles de confort socioeconómicos como el resto" sino que "se trata de un problema que tiene mucho que ver con la asimilación sociocultural".

RADICALIZACIÓN POR EL CONTACTO CON CLÉRIGOS SALAFISTAS

"El fenómeno de la radicalización yihadista está extremadamente relacionada con la exposición de estos individuos a la acción de clérigos o de congregaciones de orientación salafista", ha explicado el experto, que ha incidido en que a pesar de que esta corriente del Islam supone "una minoría dentro de las comunidades musulmanas" en Europa, "han crecido extraordinariamente en los últimos años", gracias al apoyo de "determinados países del Golfo, aunque no sólo", en algunos de los cuáles "el salafismo es la creencia oficial", una corriente extremista del Islam.

Reinares ha explicado que "personas vulnerables" ya sea por "problemas derivados del entorno en el que viven", "porque han experimentado discriminación, xenofobia o estén agraviados" o por "sus propias trayectorias vitales, sus propias crisis existenciales" pueden acabar radicalizándose.

"Una parte de estos individuos acaban quedando expuestos a la acción de algún agente de radicalización bien online o bien como en el caso de la célula de Ripoll que atentó en Barcelona y Cambrils, cara a cara" a través de "la existencia previa de vínculos afectivos basados en la amistad, el parentesco, en la vecindad.

Estos vínculos, ha explicado, son los que generan esa proximidad" que "aprovechan los agentes de radicalización" para "convencerles" de que sus "problemas tienen que ver con una agresión hacia una religión concreta, el Islam, de la que ellos forman parte".

Reinares ha subrayado asimismo la relación entre el salafismo y el yihadismo. "Normalmente los individuos que se inclinan hacia actividades yihadistas, al contrario de lo que se dice, han pasado o han estado en contacto con entidades salafistas antes de asumir los postulados específicos del yihadismo", ha explicado.

El experto en terrorismo ha alertado de los efectos "particularmente nocivos" de la corriente salafista para Occidente. "Para la inmensa mayoría de los salafistas la democracia es sencillamente pecado" y "ser ciudadano de un país democrático de la Unión Europea y ser persona con identidad de musulmán son incompatibles", ha explicado.

Además, ha hecho hincapié en el "esfuerzo permanente" de las comunidades salafistas de "autosegregar, autoexcluir, marginalizar a sus propios miembros, especialmente en los jóvenes, para evitar que interactúen de forma cotidiana con personas de su misma edad y condición que consideran pueden contaminar" sus creencias.

"No fue hasta los atentados de Madrid y más concretamente hasta después de los atentados de Londres cuando la lucha contra la radicalización se convirtió en un problema socialmente definido y entre en la agenda política", ha recordado, algo que ha achacado "probablemente" al hecho de que los atentados de Londres "fueron el primer caso donde individuos nacidos y criados en nuestras propias sociedades decidieron preparar y ejecutar un ataque".

FALTA INVESTIGACIÓN: PROYECTO CONTRA LA RADICALIZACIÓN

No obstante, ha avisado de que las medidas para combatir la radicalización adoptadas por los países europeos desde 2005 se han probado "insuficientes para contener este fenómeno" y han falta estudios basados en "datos empíricos" sobre los factores y condiciones que afectan al proceso de radicalización, que lleva al terrorismo en "muchos casos" y atajar el problema "en el ámbito local" a través de las fuerzas policiales y judiciales, pero también implicando a profesores, médicos y víctimas del terrorismo que ofrezcan una narrativa positiva.

Reinares ha participado en la presentación en Bruselas del proyecto MINDb4ACT de investigación para identificar y prevenir la radicalización en las áreas prioritarias de las prisiones, colegios, centros de retención de inmigrantes y asilo, las áreas urbanas y en Internet, financiado por la Unión Europea y liderado por el Real Instituto Elcano.

En el proyecto, que tendrá una duración de tres años, participan en total 18 centros de investigación e instituciones de diez países. Por parte de España participan la Guardia Civil y la Policía Municipal de Madrid con la colaboración del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), aunque también participarán las fuerzas de seguridad de Alemania, Reino Unido, Italia y Polonia.

El proyecto contempla, entre otros, la realización de un estudio científico sobre el proceso de radicalización en el reclutamiento, los factores de riesgo, las motivaciones, a través de facilitadores o mediadores y evaluará las prácticas de rehabilitación en las cárceles, un análisis sobre el impacto de los medios de comunicación --propaganda en la red y la incitación al odio-- y un análisis psicosocial de la auto radicalización.