Política

Puig avisa de que en la reforma constitucional "no se puede marginar a Podemos ni PP" y pide generosidad a los partidos

Aboga por una reforma del Senado "claramente federal"

VALENCIA, 19 (EUROPA PRESS

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha defendido este jueves que en la reforma de la Constitución "no se puede marginar a Podemos ni al PP, es absurdo, ridículo", ha asegurado, pero ha advertido de que "no se puede hacer una reforma de calado si no se hacen esfuerzos como se hicieron en el pasado" y ha pedido "generosidad" a los partidos políticos.

Así lo ha manifestado durante el debate del pleno de las Corts Valencianes, al ser preguntado por el portavoz del grupo de Podemos, Antonio Estañ, sobre si el pacto entre PSOE y PP para la reforma constitucional, vía comisión territorial, "previsiblemente a cambio de apoyar el artículo 155 y convocar elecciones en Cataluña", supone "renunciar" a la capacidad y competencias en proponer reformas de la cámara autonómica y "renunciar a posibilidad de liderar un país más democrático y justo del que nadie se quiera marchar".

Para Puig, es "obvio" que "no se va a hacer una reforma de la Constitución contra una parte" pero ha advertido de que "no se puede hacer una reforma de este calado si no se hacen esfuerzos como se hicieron en el pasado". "Cuando se hace una apropiación indebida de las banderas, me parece terrible que no se reconozca el esfuerzo que hicieron personas como Santiago Carrillo y el Partido Comunista en su momento, reconociendo la bandera española".

"Es que no hay ninguna generosidad, es muy grave", ha lamentado. Por ello, cree que "a partir de ahora sería bueno que se abriera sin exclusiones, tenemos que tender a sociedad más justa y más abierta, en la que todos nos sintamos miembros sin ningún tipo de exclusión", ha animado.

Además, ha asegurado a Estañ que no hay "ninguna renuncia" a las que ha aludido y que las Corts tienen "toda la legitimidad para intentar construir". De hecho, al margen de la vía del acuerdo para la reforma, "que va a tener que contar con todos" -- actores políticos y sociedad--, "previamente tiene que haber amplio consenso", ha insistido.

En este sentido, ha señalado que la reforma constitucional que se tiene que emprender ahora "no puede ser en las mismas condiciones que en las que se constituyó" ya que "ha de contar con pluralidad absoluta y con nuevo actor que son las comunidades autónomas y la visión territorial es fundamental", pues "un acuerdo en Madrid entre partidos no puede dar solución definitiva, porque hay miradas diferentes y todas a tener en cuenta", ha subrayado.

"DEBATE NO INTERMINABLE PERO SÍ PRODUCTIVO"

A su entender, además de la reforma constitucional, la reforma de la financiación puede "ayudar a salir de la crisis territorial aunque no es la solución", por lo que ha abogado por un abrir un debate "no interminable pero sí productivo".

Así, Puig ha propuesto que la reforma constitucional "reconozca las singularidades de nacionalidades y regiones, atribuir al Estado la garantía de igualdad de los ciudadanos y generar un espacio real de solidaridad, suficiencia y equidad". También plantea "racionalizar y complementar el sistema de distribución competencial basándose en el sistema de subsidiaridad", así como el "principio de lealtad" y "generar espacio de cooperación autonómica que no puede ser otra que hacer una reforma del Senado claramente federal".

Por su parte, el representante de Podemos ha puesto de manifiesto la "crisis territorial convertida en crisis de Estado que ha pasado diversas etapas, incluso epistolar, que ha llamado atención internacional, tanto por lo insólito de la incapacidad política como por la deriva autoritaria del Gobierno con actuaciones condenadas por organismos internacionales".

En este contexto, ve "preocupante" la anunciada reforma constitucional "previsiblemente a cambio de apoyar el artículo 155, de convocar elecciones en Cataluña y volver a la casilla de salida" y teme que "las necesidades de la Comunitat Valenciana se encuentren una vez más en fuera de juego y que una oportunidad para impulsar un cambio institucional se haga al margen de la ciudadanía".

En este sentido, ha recordado que en el pasado se ha retrasado en muchas ocasiones la reforma de financiación, que está pendiente desde 2011 la reforma de Estatut con inversiones que supone, que se han bloqueado leyes como la de la Función Social de la Vivienda, "y últimamente estamos muy preocupados" porque Cataluña forme parte de España "por la fuerza".

Así ha instado al debate sobre el "encaje territorial y el nivel de autogobierno que queremos, qué herramientas necesitamos para ser capaces de participar en un cambio constitucional que realmente solucione los problemas y modernice nuestro país".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin