Política

El PSOE ve ya "inaceptable" cualquier forma de DUI y niega discrepancias con el PSC

Madrid, 23 oct (EFE).- El portavoz del PSOE, Óscar Puente, ha advertido hoy al president Carles Puigdemont que ya cualquier forma de declaración unilateral de independencia (DUI) es "inaceptable" -"ni light, ni soft, ni verbal ni escrita puede servir para volver a la legalidad", ha dicho-, y ha negado una nueva crisis con el PSC.

A cuatro días para que el pleno del Senado apruebe definitivamente las medidas del 155, el PSOE considera que ya no valdría para desactivar dichas medidas que Puigdemont anunciase una convocatoria electoral, en la comparecencia a la que el president está llamado esta semana en la Cámara Alta, si al mismo tiempo declara la DUI.

Puente, que ha comparecido en rueda de prensa tras la reunión de la comisión permanente de la ejecutiva federal, ha hecho un nuevo llamamiento al presidente catalán para que "ponga fin a su situación fuera del marco de la legalidad" y evite que el 155 se aplique "y se vean las consecuencias indeseadas para todos de su aplicación".

"A algunos les pone el artículo 155, pero nosotros no estamos entre ellos", ha asegurado el portavoz socialista, para quien "todavía es posible que no haya que aplicar" ese precepto, porque sus posibles efectos están "llevando a reflexionar a algunos".

En impedir que el pleno del Senado valide el viernes las medidas del 155 está empeñado el líder del PSC, Miquel Iceta, que ha reconocido esta mañana que su trabajo es evitar el "desastre" y lograr un acuerdo que evite tanto la DUI como el 155.

"Estamos comprometidos hasta el viernes para intentar evitar esto. Mi trabajo es evitar el desastre, aquí y en Madrid. Ningún socialista quiere la aplicación del 155. Defendemos el diálogo, el acuerdo y evitar el peor de los escenarios", ha señalado Iceta tras la reunión de la ejecutiva de los socialistas catalanes.

Tanto él como la dirección del PSOE han quitado importancia a la disconformidad expresada por algunos miembros del PSC con las medidas del 155, la más relevante, la de la renuncia de la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona), Núria Parlon, a su cargo en la ejecutiva federal.

A ese respecto, Puente ha asegurado que espera que no haya "más dimisiones ni problemas de este tipo", mientras que Iceta ha negado que haya una "ruptura" en el PSC ni "discrepancias" con el PSOE sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

El PSOE sostiene que todas las medidas del 155 han sido "compartidas" y "habladas" con el PSC y que ambos partidos mantienen una "posición clara y común", más allá de que sean organizaciones "plurales" en las que hay diversas opiniones sobre la forma de afrontar el desafío independentista.

En esa clave de discrepancia han interpretado algunos que el único senador del PSC y expresidente de la Generalitat, José Montilla, no vaya a formar parte de la comisión que a partir de mañana se encargará de tramitar las medidas del 155.

Puente, en cambio, ha destacado que no hay "ninguna razón especial" para que Montilla no haya sido incluido entre los representantes socialistas y que no se ha seguido un "criterio territorial" para la selección de nombres, sino que se ha optado por los cuatro que forman la dirección del grupo en esa cámara más los dos portavoces de las comisiones con más relación con los asuntos que se dilucidan.

Así, los seis elegidos entre los 62 senadores socialistas son: Ander Gil (portavoz), Luisa Carcedo (secretaria general), Francisco Menacho (portavoz adjunto), Begoña Nasarre (portavoz adjunta), Óscar López (portavoz de Exteriores) y Tontxu Rodríguez (portavoz de Justicia).

En su reunión de hoy, la dirección federal ha acordado que las funciones de Parlon como secretaria ejecutiva de Cohesión e Integración las asuma la secretaria de Sanidad y Consumo y número dos del grupo en el Senado, María Luisa Carcedo, a falta de que lo ratifique el Comité Federal.

Un órgano que la ejecutiva de Pedro Sánchez tiene intención de convocar cuanto antes, si bien está esperando a que terminen los congresos regionales para que su composición esté completa.

El PSOE también ha confirmado que Sánchez pretendía reunir esta semana al Consejo Territorial, pero que dificultades de agenda de los barones lo han hecho imposible y que, no obstante, éste se mantiene en "diálogo permanente" con todos los presidentes autonómicos y secretarios generales, con los que el "grado de coincidencia en su estrategia es "absoluto".

Según Puente, el PSOE también barajó la posibilidad de consultar a la militancia antes de decidir su postura sobre la aplicación del 155, pero vistos los plazos y la premura con que había que actuar ha sido "inviable", lo que intentará compensar con alguna de las nuevas fórmulas estatutarias de "rendición de cuentas" ante las bases.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin