Política

Conde Pumpido afirma que la prisión es el "destino lógico" de quien se sitúa en la ilegalidad

El magistrado del TC carga contra el actual sistema procesal como principal causa de la judicialización de la política

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El magistrado del Tribunal Constitucional (TC) y exfiscal general del Estado Cándido Conde Pumpido ha manifestado este jueves durante un debate organizado por la Asociación de Periodistas Europeos que no entiende que haya quien se sorprenda de que acaben en prisión políticos que adoptan la decisión expresa de no acatar decisiones de los jueces, pues ello "es el destino lógico de quien se sitúa en la ilegalidad".

Conde Pumpido ha realizado estas manifestaciones durante un debate con el exconsejero de Justicia y exrector de la Universidad Autónoma de Barcelona Josep María Vallès bajo el título "Ni Judicializar la Política ni Politizar la Justicia", organizado por la Asociación de Periodistas Europeos.

El que fuera fiscal general y magistrado del Tribunal Supremo se ha preguntado, en relación con la decisión adoptada por determinados mandatarios catalanes en el denominado 'procés', si hay quien puede plantear que pueda sostenerse una legitimidad paralela sustentada en una democracia directa, y ha señalado que la respuesta es negativa.

Si se actúa contra advertencias de letrados de la cámara, vulnerando Reglamento, Estatuto y Constitución es "muy difícil" según el exfiscal general que pueda pensarse que esa decisión no vaya a tener una consecuencia de carácter punitivo. "Antes o después los jueces actuarán y la consecuencia será la sanción", ha añadido.

En este sentido se ha referido a las diferentes resoluciones del TC relacionadas con lo ocurrido en Cataluña en las que desde este órgano se ha insistido en aclarar que en un estado de derecho constitucional "no existe otra legitimidad que la que emana de la Constitución, y que en la medida que se aparta de esta Constitución, se aparta de la legalidad".

"El hecho de que una negociación haya fracasado no se constituye en una razón por la que nadie pueda tomarse la justicia por su mano, no es una eximente y no autoriza a ir a la vía delictiva", ha añadido Conde Pumpido durante su intervención.

También ha recordado que él ha participado en procesos contra tres presidentes de Comunidades Autónomas (en los casos de Juan Hormaechea, Gabriel Urralburu e Ignacio Velázquez) y que este tipo de procesos no es novedoso y denota independencia del sistema judicial.

LOS MALES DEL SISTEMA PROCESAL

Por otro lado Conde Pumpido ha achacado los males de la denominada "judicialización de la política" al especial sistema procesal español, del que ha dicho que es "antiguo como el botijo" y que consiste en que instruyen los jueces y actúan "fiscalías paralelas" -en alusión a la figura de la acusación popular- como son en algunas ocasiones los partidos políticos. Esto es algo que no se entiende en otros países, tal y como él mismo ha constatado según ha explicado a los asistentes a la charla.

Otra de las consecuencias del actual sistema es la "politización de la justicia", porque propicia que en determinados casos las decisiones de los jueces se valoren en términos jurídicos y no políticos, a lo que hay que añadir el 'efecto contagio' que producen este tipo de procedimientos en los que un partido político acusa a otro. Como ejemplo ha puesto la personación del PSOE valenciano en el 'caso Gürtel' o el del PP andaluz en la causa de los ERE.

En este sentido, ha lamentado que ninguna de las reformas iniciadas por diferentes ministros de Justicia, como fue el socialista Francisco Caamaño o el popular Alberto Ruiz-Gallardón para acabar con este problema haya culminado.

Finalmente, en cuanto a la politización de la Justicia, Conde Pumpido ha manifestado que es "mucho menor" que en otros países de nuestro entorno porque contamos con una plantilla de jueces muy especializados y que se saben inamovibles, a lo que hay que añadir que tienen muy arraigado su principio de independencia. Se ha juzgado y condenado gente de muy diferentes partidos, ha recordado el magistrado del TC durante su intervención en la charla.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin