Buscar

Partidos de la izquierda italiana lanzan en Roma un nuevo movimiento político

EFE
3/12/2017 - 13:54

Roma, 3 dic (EFE).- Varios partidos de la izquierda italiana, con algunos representantes que abandonaron este año el gobernante Partido Demócrata (PD), escenificaron hoy la creación de un nuevo movimiento que aspira a captar los votos del centroizquierda en las próximas elecciones.

La nueva formación, "Liberi e Uguali" (Libres e Iguales) se presentó públicamente en un centro de convenciones en Roma con el liderazgo del actual presidente del Senado, Pietro Grasso, quien dijo que se trata de realizar una "nueva propuesta para el país".

"Nos toca a nosotros crear una casa nueva para quien no se siente representado", dijo Grasso en su discurso ante un auditorio formado por seguidores fundamentalmente de Movimiento Demócratas y Progresistas (Mdp), Sinistra Italiana y Possibile, las formaciones que lo apoyan.

Grasso dijo que la iniciativa del centroizquierda quiere representar "una nueva propuesta por el país y por todo esto aquí estoy" y agregó que tampoco surge del "rencor o (de la) nostalgia. En nuestro corazón llevamos el futuro".

"No puede funcionar un proyecto basado en los personalismos", dijo en otro momento el presidente del Senado, que de este modo interpretó una corriente ampliamente difundida en los movimientos que le apoyan, la que rechaza el liderazgo en el PD del ex primer ministro Matteo Renzi.

"Si nos perdemos en polémicas estériles, tacticismos, no lograremos afrontar los grandes desafíos del mañana. Demasiados juegan con las palabras estimulando el miedo de las personas", agregó Grasso.

También aludió a la necesidad de tener "humildad" a la hora de llevar adelante las reformas que necesita Italia, una referencia que, junto al rechazo del personalismo, dio la sensación de estar dirigida también a Renzi.

El ex primer ministro fracasó justo hace un año en el referéndum que convocó para refrendar la reforma constitucional planteada que precisamente tenía como propósito abolir el Senado y que los italianos rechazaron mayoritariamente.

Ese "no" a las reformas planteadas por Renzi, según confirmaron sondeos posteriores e incluso los más recientes publicados en las últimas semanas, en realidad personalizaban en el entonces primer ministro un rechazo de los electores, que apenas tenían en cuenta la pregunta del referéndum.

Aquella derrota obligó a la dimisión posterior de Renzi, sustituido por Paolo Gentiloni al frente del Ejecutivo, aunque el exalcalde de Florencia logró regresar al cargo de secretario general del PD unos meses más tarde.

Hoy Grasso terminó su discurso ante la asamblea reunida en Roma gritando tres veces el nombre de la formación, "Liberi e uguali", y advirtió de que, a pesar de que ejerce una función institucional en el organigrama del Estado, reivindica para sí mismo "el derecho de la palabra".

"La imparcialidad no prevé la renuncia a las ideas políticas propias", defendió Grasso al justificar que se proyecte como candidato a los comicios generales a pesar de estar ejerciendo la función de presidente de una de las cámaras del Parlamento italiano.

Pier Luigi Bersani, líder de Mdp y exsecretario del PD que ahora dirige el ex primer ministro Matteo Renzi, declaró al llegar al lugar de la asamblea que el propósito de esta nueva formación es "combatir a la derecha regresiva".

Además de Bersani, asistieron a la reunión de Roma varios líderes de izquierda, como Massimo D'Alema, Roberto Speranza y Stefano Passina, entre otros.

La creación de la nueva formación política sigue a la aprobación parlamentaria de la nueva ley electoral, que regirá en las elecciones generales para las que no hay fecha todavía pero que se deberán convocar a partir de febrero próximo.

Esa nueva ley, que introduce en Italia un sistema mixto, proporcional y mayoritario, hará muy difícil que un partido en solitario alcance la mayoría y obligará a la formación de amplias coaliciones.