Política

La dedicatoria del Rey a Manuel "Manolo" Marín: "Gracias por tanto"

Madrid, 5 dic (EFE).- El Rey ha acudido esta tarde a la capilla ardiente del expresidente del Congreso Manuel Marín instalada en la Cámara Baja y ha firmado en el libro de condolencias destacando la figura del veterano político socialista: "Que descanses en paz Manolo, y gracias por tanto".

En su mensaje, Felipe VI ha destacado el "gran aprecio" de la Corona por un "hombre de Estado", "gran político y servidor público", al que ha recordado "siempre defendiendo con pasión el interés general de los españoles y la vocación europea de España" y cuyo fallecimiento ha considerado una "triste noticia".

El jefe del Estado también ha subrayado de su puño y letra cómo Marín fomentó "la cercanía de Europa a nuestra querida Iberoamérica" en un texto que ha redactado bajo la emocionada mirada de las dos hijas y la viuda del expresidente, acompañadas de la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

Casi media hora ha permanecido don Felipe en el Palacio de las Cortes, donde primero ha mantenido unos minutos de recogimiento ante el féretro con los restos del veterano político socialista, ubicado en el Salón de Pasos Perdidos y cubierto con las banderas nacional y europea.

Junto a Ana Pastor, que le acababa de recibir a las puertas del Congreso, el Rey ha entrado en un salón completamente lleno y en absoluto silencio.

Además de los familiares de Marín, estaban el líder del PSOE, Pedro Sánchez, y el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo.

Una vez que ha firmado en el libro de condolencias, don Felipe ha iniciado una conversación con la viuda y las hijas de Manuel Marín, acompañadas de Pastor, a la que se ha incorporado el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, que se ha dirigido al Escritorio nada más llegar al Congreso.

Así, el Rey y Pastor han sido testigos del momento en el que Zapatero ha dado el pésame a los familiares, de manera muy afectuosa, iniciando todos una larga y entrañable conversación que se ha prolongado durante más de un cuarto de hora.

Tras despedirse, Felipe VI se ha dirigido al exterior del Palacio de las Cortes acompañado de Ana Pastor, y antes de entrar en su vehículo oficial, aparcado ante la verja exterior del Congreso, algunos ciudadanos que estaban al otro lado de la Carrera de San Jerónimo han dado vivas al Rey y a España.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin