Política

Carmena negocia que el Gobierno desista de medidas cautelares en inversiones

Madrid, 13 dic (EFE).- El Ayuntamiento de Madrid negocia con el Gobierno de Mariano Rajoy el desistimiento de las medidas cautelares que la Abogacía del Estado pidió ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) para paralizar 274 millones de euros de inversión financiadas con el remanente de tesorería.

En un desayuno informativo organizado en el Palacio de Cibeles con motivo de las fiestas navideñas, la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, ha desvelado que uno de los aspectos que se negocia en la reuniones con el Ministerio de Hacienda es que el Gobierno desista de estas medidas cautelares, acordadas en el mes de noviembre por el TSJM.

Así, la regidora madrileña espera que el "martes o el miércoles" tanto la Abogacía del Estado como letrados del Ayuntamiento de la capital se personen ante la sala del TSJM "pidiendo el desestimiento de las medidas cautelares".

De esta forma el Ayuntamiento de la capital podría ejecutar estas inversiones, que aprobó como inversiones financieramente sostenibles (IFS), para sufragar así las políticas cuya financiación había quedado comprometida al retirarse 238 millones de euros del presupuesto municipal de 2017.

Estas inversiones, algunas de ellas ya en ejecución, fueron suspendidas de forma cautelar en un auto del TSJM comunicado el pasado 17 de noviembre, en el que los magistrados acordaron que de ejecutarse los acuerdos impugnados quedaría comprometida la eficacia de la sentencia y el recurso del Gobierno de Rajoy perdería su finalidad, pues los créditos objeto de los acuerdos impugnados habrían sido ya empleados y el gasto se habría materializado.

El Ayuntamiento de Madrid recurrió las medidas cautelares argumentando que tendrían un carácter definitivo pues las inversiones financieramente sostenibles se realizan con cargo al remanente de tesorería del año anterior y deben ejecutarse en el año en curso, en este caso 2017.

Madrid incumplió en 2016 la regla de gasto en 233 millones, por lo que estaba obligada por la ley de estabilidad presupuestaria a aprobar un plan económico financiero (PEF) para mostrar su solvencia, sin embargo Hacienda rechazó dos PEF presentados por el Consistorio en los meses de marzo y octubre.

La alcaldesa de la capital ha anunciado hoy que su Gobierno remitió ayer el borrador de una enmienda del PEF a Hacienda, en el se reduce el presupuesto del próximo año respecto al borrador en el que se estaba trabajando.

Después de que el Ministerio de Hacienda decidiese tutelar las cuentas municipales por los incumplimientos "reiterados" de la capital, el Consistorio de la capital ha acordado inmovilizar un total de 306,9 millones de las cuentas municipales, 133,9 de ellos pendientes de ser aprobados en Pleno.

En total el departamento de Cristóbal Montoro pide retirar 365 millones de euros del presupuesto de 2017 por lo que estarían pendientes de inmovilizar 58,1 millones.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin