Política

La oposición mantiene la incógnita sobre si el pleno aprobará el presupuesto de Colau

Barcelona, 19 ene (EFE).- Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Barcelona mantienen la incógnita sobre si la alcaldesa Ada Colau conseguirá aprobar el presupuesto municipal de 2018 en el pleno, lo que no ha conseguido en los dos primeros de su mandato.

En la comisión extraordinaria de Economía convocada para debatir las alegaciones al presupuesto, PDeCAT, Cs, ERC, PSC y CUP han hecho hoy reserva de voto hasta el pleno, lo que equivale en la práctica a una abstención, con lo que el proyecto ha salido adelante con el voto a favor de Barcelona en Comú y en contra del PP.

Todos los grupos de la oposición, excepto el PP, han coincidido en manifestar que no votarán a favor del presupuesto y que en el pleno se abstendrán o votaran en contra.

El teniente de alcalde Gerardo Pisarello ha agradecido a los grupos que hayan optado por "mantener la puerta abierta" y ha subrayado que el mensaje de su gobierno es que "sería bueno" ponerse de acuerdo "más allá de diferencia programáticas por la estabilidad de Barcelona".

Pisarello ha pedido un esfuerzo para contar con unos presupuestos "aprobados por fuerzas a favor de la independencia y en contra de la independencia" y que ponen a Barcelona "en el centro con acuerdos transversales en los que nadie renuncia a nada".

Aún así, ha dejado claro, sin mencionarlo, que si los presupuestos no salen aprobados del pleno de la semana que viene, la alcaldesa Ada Colau se someterá a una cuestión de confianza, como el año pasado, para aprobarlos.

Para la portavoz del grupo Demòcrata, Sònia Recasens, hay una "ventana de oportunidad" para que no voten en contra del presupuesto con los acuerdos a los que han llegado, como la retirada de la partida específica para redactar el proyecto de conexión del tranvía por la Diagonal, el plan de choque contra el top manta y destinar 1,5 millones a rebajar las tarifas de las guarderías infantiles, pero deben "acabar de testar la actitud y el compromiso del gobierno Colau".

La presidenta del grupo de Ciudadanos y de la comisión, Carina Mejias, ha asegurado que Colau aprobará el presupuesto "a cambio de pago de favores políticos" a los partidos independentistas y ha recordado que los comunes se abstuvieron en la constitución de la Mesa del Parlament esta misma semana.

Las denuncias de Mejías ha sido contestadas en el debate tanto por el presidente del grupo republicano, Alfred Bosch, que ha asegurado que "son falsas porque no ha habido cambio de cromos", como por Pisarello, que ha acusado a la concejala de Cs de decir "muchas tonterías".

Bosch ha subrayado que no están "contentos con cómo van las negociaciones" para aprobar el presupuesto en el pleno, y ha señalado entre los temas a desbloquear la mejora del precio de los servicios funerarios y el proyecto del museo del Hermitage.

Aunque el PSC aprobó el proyecto de presupuestos cuando formaba parte del gobierno municipal y ha hecho reserva de voto, la socialista Montse Ballarín ha pronunciado una de las intervenciones más ásperas del debate y también ha acusado a los comunes de "cambiar cromos con los independentistas".

"Colau prefiere pactar con Trias para enterrar el tranvía a pactar con el PSC para congelar las tarifas del transporte público" ha asegurado Ballarín, que ha subrayado que "se inicia la etapa Colauvergència".

El portavoz del grupo del PP, Javier Mulleras, ha reprochado al PSC y a Ciudadanos que hoy hayan hecho reserva de voto en vez de, como sólo han hecho los populares, votar en contra de un presupuesto que ha asegurado que se ha hecho "dando la espada a Barcelona y en clave de política" porque Colau, ha dicho, es la "aliada del independentismo en Barcelona".

Por parte de la CUP, Eulàlia Reguant ha lamentado que "las remunicipalizaciones caigan del presupuesto" y "no saber qué acabaremos aprobando".

"Nos asusta, nos alerta y nos preocupa plan de choque contra la venta ambulante", acordado con PDeCAT, ha precisado la concejal de la CUP, que ha expresado también su temor ante la demanda de ERC de desbloquear el proyecto del Hermitage.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin