Política

Las Fuerzas Armadas de Egipto acusan de "irregularidades" al rival electoral de Al Sisi

El Cairo, 23 ene (EFE).- Las Fuerzas Armadas de Egipto acusaron hoy al exjefe del Estado Mayor Sami Anán de haber cometido varias "irregularidades" en el anuncio de su candidatura a las próximas elecciones presidenciales, previstas para marzo.

Después de ese anuncio, asesores de campaña de Anán denunciaron que el exjefe del Estado Mayor ha sido arrestado, aunque esta versión no ha sido confirmada de forma oficial.

En un comunicado oficial, la cúpula militar acusó a Anán de anunciar su candidatura sin el permiso previo del Ejército y de haber realizado una "incitación para crear disputas" entre las Fuerzas Armadas y el pueblo egipcio en el discurso en el que anunció su candidatura el pasado viernes.

Anán también ha sido acusado de cometer un "delito de falsificación en papeles oficiales" para poder presentarse a las elecciones, que están vetadas a los militares, aunque él todavía no ha presentado su candidatura oficialmente.

Las Fuerzas Armadas concluyeron su comunicado asegurando que van a tomar todas "las medidas legales contra las irregularidades y delitos" de Anán, que le "obligan comparecer ante los cuerpos de investigación competentes".

Tras el anuncio de las Fuerzas Armadas egipcias, el portavoz de Anán, Mahmud Refaat, anunció en un mensaje en Twitter, que no ha sido confirmado de forma oficial, la detención del exjefe del Estado Mayor.

"Gran pueblo egipcio, el general Sami Anán fue detenido por parte de (el presidente Abdelfatah) Al Sisi y su grupo", dijo Refaat.

El comité de campaña de Anán anunció, por medio de un comunicado, la "suspensión" de la campaña hasta nuevo aviso "por el interés de la seguridad de todos los ciudadanos que tienen necesidad de un cambio".

Anán, "número dos" de la junta militar que gobernó Egipto tras la caída del presidente Hosni Mubarak en febrero de 2011, mostró su deseo de concurrir a los comicios el pasado fin de semana, para desbancar del cargo al actual presidente, el exmariscal Abdelfatah Al Sisi.

Además, es el segundo exmilitar que muestra su intención de concurrir a la liza electoral del próximo marzo.

Antes que él, el exprimer ministro Ahmed Shafiq anunció su deseo de participar en los comicios, aunque varias semanas después dio marcha atrás asegurando que no se consideraba la "persona óptima" para gobernar el país.

Personas del entorno más cercano de Shafiq denunciaron, sin embargo, que fue presionado para forzar su retirada.

Anán fue relegado de su cargo como jefe de Estado Mayor el 12 de agosto de 2012 y renunció a su puesto de consejero presidencial el 1 de julio de 2013, dos días antes del golpe de Estado que derrocó a Mursi.

Ese golpe devolvió el poder político a los militares, que lo ostentaban desde 1952, con el breve paréntesis de los doce meses que duró la presidencia de Mursi.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin