Política

Fuerzas Armadas egipcias interrogan por "irregularidades" al rival de Al Sisi

El Cairo, 23 ene (EFE).- El exjefe del Estado Mayor egipcio Sami Anán compareció hoy ante la Fiscalía militar de El Cairo después de que las Fuerzas Armadas egipcias lo acusaran de haber cometido "irregularidades" en el anuncio de su candidatura a las próximas elecciones presidenciales, previstas para finales de marzo.

Uno de los portavoces de Anán, Mahmud Refaat, confirmó a Efe que el futuro candidato había sido arrestado y posteriormente trasladado a la fiscalía militar para declarar.

Por su parte, la Fiscalía castrense impuso el secreto de sumario en el caso de Anán por lo que todos los medios de comunicación nacionales e internacionales no podrán publicar información del mismo "hasta que concluyan las investigaciones", excepto aquellas que emita la propia Fiscalía, informó la agencia de noticias estatal, MENA.

Poco antes, el Ejército egipcio denunció en un comunicado que Anán había hecho pública su candidatura sin el permiso previo de esta institución, el pasado viernes.

Asimismo, le acusó de "incitar para crear disputas" entre las Fuerzas Armadas y el pueblo egipcio y de "falsificar papeles oficiales" para poder presentarse a las elecciones, en las que los militares no pueden participar.

Las Fuerzas Armadas concluyeron su comunicado asegurando que van a tomar todas "las medidas legales contra las irregularidades y delitos" de Anán, que le "obligan a comparecer ante los cuerpos de investigación competentes".

Mientras, el equipo de campaña de Anán anunció la "suspensión" de la campaña hasta nuevo aviso "por el interés de la seguridad de todos los ciudadanos que tienen necesidad de un cambio", en referencia a los seguidores del uniformado.

Anán, "número dos" de la junta militar que gobernó Egipto tras la caída del presidente Hosni Mubarak, en febrero de 2011, mostró su deseo de concurrir a los comicios el pasado fin de semana, para desbancar del cargo al actual presidente, el exmariscal Abdelfatah Al Sisi.

Anán fue relegado de su cargo como jefe del Estado Mayor el 12 de agosto de 2012 y renunció a su puesto de consejero presidencial el 1 de julio de 2013, dos días antes del golpe de Estado liderado por Al Sisi contra el Gobierno de los Hermanos Musulmanes.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin