Política

Rivera ruega a Rajoy que evite esta vez otro show de Puigdemont en el Parlament

Madrid, 24 ene (EFE).- El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha "rogado" al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que evite que Carles Puigdemont pueda acudir a la investidura en el Parlament, impidiendo esta vez un nuevo "show" de Carles Puigdemont, algo que el Ejecutivo, ha reprochado, no hizo en el 1-O.

Rivera, durante un desayuno informativo, ha afeado al presidente del Gobierno la "chapuza" del 1-O, al posibilitar que muchos catalanes pudieran votar ese día pese a que Ciudadanos ya le venía advirtiendo que eso sucedería si no se ponían las medidas necesarias.

"Estaba cantado" que iba a ocurrir, ha insistido Rivera, quien ha dicho que la aplicación del artículo 155 estaba justificada al menos para asegurarse el control de los Mossos y la educación desde la sesión parlamentaria de los días 6 y 7 de septiembre, cuando se aprobaron las leyes del referéndum y de transitoriedad jurídica.

De esta manera ha contestado a Rajoy quien hoy ha asegurado que Rivera no era partidario de aplicar el 155.

Y es que antes de esa fecha, en julio, Rivera afirmó públicamente que no era necesario el 155 en Cataluña para que el Estado pudiera recuperar determinadas competencias y poner fin a la crisis que se estaba avecinando.

En todo caso, el líder de Cs cree que ha resultado mucho más perjudicial la gestión del 1-O que la aplicación del 155, que se mantendrá vigente -ha asegurado- mientras no haya un gobierno "dentro de la ley".

Mientras tanto, ha señalado, quiere confiar en que el Gobierno "no va a permitir" que Puigdemont entre en el Parlament, destacando que una persona, "huida de la Justicia" y con cinco delitos, "no puede ser presidente" de Cataluña.

Sobre el registro por parte de la Guardia Civil de las sedes de ANC, Ómnium y el Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat, Rivera ha dicho que a nadie puede sorprender su vinculación con la estrategia independentista de Puigdemont porque entraban en las reuniones del Govern.

Es evidente, ha recalcado, que en Cataluña había una trama "para dar un golpe" y por eso sorprende, ha señalado, que el Ejecutivo, dos días antes del 1-O, sostuviera que todo estaba "tranquilo".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin