Política

Andalucía y Gibraltar negociarán medidas por los perjuicios del "brexit"

Sevilla, 25 ene (EFE).- La Junta de Andalucía y el Gobierno de Gibraltar han pactado hoy en Sevilla abrir mesas de negociación conjuntas para acordar medidas que palíen los perjuicios que el "brexit" puede causar en ambos territorios.

Este acuerdo se ha adoptado tras la reunión mantenida por la presidenta andaluza, Susana Díaz, y el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, quien la solicitó el pasado 15 de diciembre para abordar las consecuencias que tendrá la salida del Reino Unido de la Unión Europea en el Peñón y en el Campo de Gibraltar.

Tanto Picardo como el vicepresidente andaluz, Manuel Jiménez Barrios, han destacado a los periodistas la "cordialidad" que ha presidido este encuentro y la necesidad de mantener las mejores relaciones entre Andalucía y Gibraltar, una vez que el Reino Unido abandone la UE.

También han señalado su voluntad de que el "brexit" no sea una "amenaza", sino que abra una "oportunidad" para el futuro del Campo de Gibraltar, en especial, para los diez mil trabajadores campogibraltareños que trabajan en el Peñón.

Por ello han rechazado que se impongan controles más restrictivos en la Verja de Gibraltar tras la entrada en vigor del "brexit" y han defendido la máxima fluidez para el libre tránsito de personas y mercancías en ambos lados del paso fronterizo.

"La frontera no tiene que cambiar tras el 'brexit' si no se quiere que cambie y Gibraltar no está en la labor de poner controles innecesarios", ha proclamado Picardo, quien ha recordado que cada día entran en el Peñón 13.251 trabajadores comunitarios, de los que 8.167 son españoles, según el último censo, que excluye a empleados temporales no registrados oficialmente.

Jiménez Barrios, por su parte, ha recordado que uno de cada cuatro empleos del Campo de Gibraltar dependen del Peñón, que importa a España bienes y servicios por valor de 430 millones de euros y cuyos habitantes gastan unos 80 millones al año en el exterior, 52 de ellos, en la comarca campogibraltareña.

"El 'brexit' no pueden pagarlo los trabajadores del Campo de Gibraltar", ha espetado el vicepresidente de la Junta de Andalucía, quien ha indicado que el Gobierno autonómico "defenderá siempre los intereses de Andalucía", dentro de sus competencias.

Picardo y Jiménez Barrios también han señalado que en esta reunión no se ha hablado de cuestiones relacionadas con la soberanía de Gibraltar, de la que el ministro gibraltareño ha advertido de que "nunca" compartirá "con nadie más que no sea el Reino Unido".

Han indicado que los acuerdos de cooperación que se puedan alcanzar entre la Junta y el Gobierno gibraltareño serán siempre dentro de sus respectivos ámbitos competenciales, a la vez que han reclamado un trato especial de la UE que reconozca la "singularidad" de esta frontera sur europea.

Jiménez Barrios ha reiterado que la Junta de Andalucía actúa en esta negociación con "total lealtad" hacia el Gobierno español, al que informa de estos contactos y al que apoyará en las cuestiones de ámbito estatal.

Ambos políticos han rechazado la aplicación de un "brexit duro" y han anunciado que trabajarán para transformar en "oportunidades de futuro" y en "buenas relaciones de vecindad" los "peligros" y las "amenazas" que se abren con la salida del Reino Unido de la UE.

La sanidad, el turismo, el comercio, el medio ambiente y la pesca han sido algunos de los sectores citados por Picardo y por Jiménez Barrios como ámbitos susceptibles de futuros acuerdos entre ambos gobiernos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin