Política

Las partes beligerantes en la guerra civil del Yemen

El Cairo, 30 ene (EFE).- La reciente división entre aliados en Yemen ha fracturado aun más la frágil estabilidad del país, el más pobre de Oriente Medio, y ha acrecentado la complejidad de un conflicto en el que diferentes partes luchan por el control del poder con el apoyo de potencias regionales.

Estos son los principales actores del conflicto:

- El Gobierno reconocido internacionalmente y encabezado por el presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi. Exiliado en la capital saudí desde 2015. Recibe el apoyo de Arabia Saudí y de la coalición árabe encabezada por Riad frente a los rebeldes chiíes hutíes.

Hadi es presidente de Yemen desde 2011, cuando el entonces jefe de Estado, Ali Abdalá Saleh, le cedió el poder tras las protestas populares surgidas al calor de la Primavera Árabe y las presiones de sus vecinos árabes.

En 2012 fue elegido presidente en unas elecciones en las que fue el único candidato. En 2015, presionado por los rebeldes hutíes renuncia a su mandato, pero posteriormente se retracta y huye a la ciudad meridional de Adén, donde establece la capital de su Gobierno provisional.

- Los separatistas sureños: Eran socios del Gobierno de Hadi hasta el reciente estallido de los enfrentamientos y están liderados por el exgobernador de Adén, Eidarus al Zubeidi.

Exigen la marcha del gabinete de Ahmed Abid bin Daguer, con sede provisional en Adén, y reivindican el restablecimiento de Yemen del Sur, que existió entre 1967 y 1990, cuando tuvo lugar la reunificación con Yemen del Norte. Buscan formar su propio estado, el cual estaría formado por las provincias de Adén, Lahech, Shebua, Al Dalea y Hadramut.

Al Zubeidi fue cesado por Hadi como gobernador de Adén en abril de 2017. En respuesta, miles de personas protestaron en las calles y el propio Al Zubeidi anunció, el 11 de mayo de ese año, la formación de un "consejo transitorio", presidido por él mismo, para proceder con la secesión del sur del país.

- Partido Al Islah: Brazo político del grupo islamista Hermanos Musulmanes y principal partido de la oposición durante la era del presidente Saleh (1990-2011). Es un importante socio de Hadi en el Gobierno y tradicional defensor de la unión del Yemen. Jugó un papel clave en las protestas y posteriores revueltas de 2011, que condujeron a la renuncia de Saleh.

Apoyó la intervención de la coalición árabe en el conflicto yemení a favor del Gobierno de Saleh y contra los rebeldes hutíes en marzo de 2015, y se convirtió en un importante socio para la alianza comandada por Riad. Sin embargo, no cuenta con la confianza de Emiratos Árabes Unidos, socio estratégico de Arabia Saudí e integrante destacado de la coalición árabe.

- El movimiento rebelde de los hutíes o Ansar Alá (seguidores de Alá): Liderados por Abdelmalek al Huti, le disputan el poder al Gobierno de Hadi desde que consiguieron tomar la capital, Saná, en septiembre de 2014 y se hicieron con el control de amplias zonas del norte y el oeste del país ese mismo año.

Los hutíes, que protagonizaron varios levantamientos armados en la era del presidente Saleh, está acusado de recibir el apoyo de Irán, acérrimo enemigo de Arabia Saudí en el golfo Pérsico y que no oculta su simpatía por este movimiento.

Hasta finales de 2017, los hutíes contaban en su bando con las fuerzas del expresidente Ali Abdalá Saleh, que fue asesinado por los rebeldes el pasado diciembre, después de que mostrara su disposición a negociar con Riad.

- La coalición de países árabes y suníes liderada por Arabia Saudí: Interviene en Yemen desde marzo de 2015, cuando anunció su respaldo total a las tropas gubernamentales del presidente Hadi y acusó a Irán de apoyar a los hutíes para hacerse con el control de Yemen, poniendo en peligro la seguridad nacional.

Su actuación, muy criticada por la comunidad internacional por el gran número de víctimas civiles que ha provocado y por los bombardeos de objetivos civiles, intensificó el conflicto armado en el país.

- En Yemen también están presentes organizaciones extremistas como Al Qaeda en la Península Arábiga y el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que actúan de forma esporádica, principalmente en contra de las fuerzas de seguridad aprovechando el vacío de poder.

En 2016 Al Qaeda se hizo con el control de varias ciudades del país, entre ellas Zinyibar, capital de la provincia de Abian, y Al Mukala, centro administrativo de la región de Hadramut.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin