Política

Podemos e IU buscarán una marca que "sume" para las elecciones de 2019

Madrid, 27 feb (EFE).- Podemos e IU llevan semanas manteniendo contactos informales para negociar la confluencia con la que competirán en las elecciones de 2019 y, aunque aún no han bajado aún al detalle de nombres o candidaturas, coinciden en el objetivo de buscar una marca "que sume" e identifique a todos.

La decisión va a corresponder a los inscritos en cada uno de los territorios, según recuerdan a Efe fuentes de la formación morada, que niegan que IU les haya trasladado que la "marca Podemos" pueda ser un lastre en las próximas citas electorales.

Insisten en que, a día de hoy, la marca y las candidaturas no son un asunto que esté sobre la mesa, aunque son conscientes de que hay voces en la formación de izquierdas que apuestan por despegarse del nombre de Unidos Podemos, con el que concurrieron a las generales del 26J.

Aquella fue únicamente una alianza nacional, ya que en los comicios municipales de 2015 el partido de Pablo Iglesias no concurrió con su propia marca, sino con otras formaciones en candidaturas de unidad popular; y en las autonómicas, IU y Podemos se presentaron por separado.

De tal forma que ahora, de cara a las municipales, autonómicas y europeas de 2019, lo tienen todo por explorar, y eso ha acrecentado el debate sobre la marca que imprimirán en las papeletas, asunto que la dirección morada recalca que no ha empezado ni a plantearse.

IU ya alertó a principios de año del "desgaste" preocupante de Podemos en los sondeos y urgió al partido de Pablo Iglesias a redefinir antes de Semana Santa los términos de su confluencia para diseñar una alianza en la que Alberto Garzón pide más visibilidad.

El Estudio General de Opinión Pública de Andalucía conocido ayer, en el que Podemos cae en esa comunidad 6 puntos y medio hasta el 10'5 por ciento, mientras que IU sube 2'6 hasta el 8,3, ha reforzado a quienes creen que hay sectores de la izquierda "desmovilizados", y ese debe ser el objetivo en los próximos meses.

De momento, los contactos que Podemos ha mantenido con sus aliados de IU y otras fuerzas como Equo se han centrado en poner en común y pensar juntos cómo afrontar una "operación de alta complejidad", que implicará a más de 8 mil municipios, además de coincidir con las elecciones autonómicas y europeas.

Lo único que tienen totalmente claro en ambos lados es "la voluntad política" de confluir y pueden quedar meses para que empiecen a hablar de nombres y candidatos.

A esto hay que sumar que en último término serán los inscritos en cada territorio los que tomen esa decisión, y eso puede dar lugar a que no en todas las localidades se presenten con el mismo nombre, que en algunas decidan apostar por otra marca, como ya hicieron en otras convocatorias, o que incluso haya pueblos o ciudades donde no descarten concurrir como Unidos Podemos.

Y luego están las particularidades de las confluencias en cada territorio.

No es lo mismo la relación que mantienen en Andalucía la alianza entre la coordinadora de Podemos, Teresa Rodríguez, y el líder de IU, Antonio Maillo, que las confluencias que pueda construir en Madrid el potencial candidato de la formación morada, Íñigo Errejón.

Errejón no ha oficializado aún su candidatura, pero tiene claro el beneficio de formar tándem desde la Asamblea de Madrid con Manuela Carmena en el ayuntamiento de la capital.

Hay otras incógnitas por resolver, como si se repetirá la alianza con Compromìs en la Comunidad Valencia, que no parece que tenga ya tantos partidarios; o qué pasará en Baleares, donde fuentes de la dirección de Podemos reconocen a Efe que un buen perfil como candidato puede ser el del juez y diputado Juan Pedro Yllanes.

Para la formación morada, además, será la primera vez que se enfrente al reto de unas elecciones municipales y eso les hace querer atar las cosas bien y despacio, porque queda más de un año para los comicios.

Aunque Iglesias recientemente insistía en que el nombre no va a ser el problema: "A mí la cuestión de los nombres me parece secundario. Si hay que cambiar las cosas, se cambian, eso no va a ser ningún problema", decía el 9 de febrero en una entrevista en TVE.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin