Política

La ONU asegura que los criminales de guerra en Siria acabarán juzgados

Ginebra, 2 mar (EFE).- El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, recordó hoy a todos los responsables de crímenes de guerra en Siria que algún día serán juzgados, como les está ocurriendo actualmente a los autores de vejaciones en países como Argentina o El Salvador.

"Lo que estamos viendo en Guta Oriental y en otras partes de Siria son, seguramente, crímenes de guerra y, potencialmente, crímenes contra la humanidad. Los que los perpetran están siendo identificados, los informes están siendo redactados para que sean perseguidos y ellos rendirán cuentas", afirmó Zeid.

"No se piensen que los que perpetran crímenes se librarán", agregó, y citó los casos de los dos militares argentinos, Alfredo Astiz y Jorge Eduardo Acosta, que han sido condenados recientemente por crímenes contra la humanidad entre 1976 y 1983.

Asimismo, el alto comisionado citó al coronel salvadoreño Inocente Orlando Montano, que ha sido extraditado a España para enfrentar cargos relacionados con los asesinatos de seis padres jesuitas, su empleada y la hija de ésta en San Salvador en 1989.

"Las ruedas de la Justicia pueden ser lentas pero avanzan. Este Consejo puede tener un impacto real en asegurar que haya Justicia por el sufrimiento que han padecido los sirios", subrayó el alto comisionado.

Y, una vez más, pidió que los crímenes en Siria sea referidos a la Corte Penal Internacional (CPI).

"Los intentos de desbaratar a la Justicia y proteger a los criminales son vergonzosos", denunció.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebró hoy una sesión urgente sobre la situación en Guta Oriental, una área opositora ubicada en las afueras de Damasco que es bombardeada a diario por las fuerzas gubernamentales sirias, apoyadas por la aviación rusa.

Desde que empezó la actual ofensiva, el pasado 18 de febrero, los ataques han provocado al menos 617 muertos, de los cuales 149 son menores de edad y noventa mujeres, de acuerdo al Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

A pesar de que el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó hace menos de una semana una resolución pidiendo el establecimiento de una pausa humanitaria de 30 días para permitir la entrega de asistencia humanitaria y la evacuación médica, los ataques no han cesado.

De hecho, Zeid recordó que al día siguiente de que la resolución se aprobase, el 25 de febrero, "varios civiles, incluidos seis niños, tuvieron problemas respiratorios a causa de agentes tóxicos que pueden haber sido esparcidos por ataques desde el aire".

Subrayó que solo en una semana fueron atacados 14 hospitales, tres centros de salud y dos ambulancias, y que tras un lustro bajo sitio, "miles de niños están desnutridos y traumatizados".

Ante este horror, el máximo responsable de derechos humanos de la ONU pidió a las partes en conflicto que acaben con el conflicto, y a la comunidad internacional que haga todo lo posible por ayudar a registrar todos los crímenes, para que los culpables enfrenten algún la Justicia.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin