Política

El Gobierno Vasco presenta dividido a la UE una propuesta sobre autogobierno y consultas

Vitoria, 9 mar (EFE).- El Gobierno Vasco ha elaborado el documento "Visión del futuro en Europa", que enviará a la Unión Europea (UE) y en el que se propone, con la discrepancia de los consejeros del PSE, la incorporación a la normativa comunitaria de una "Directiva de Claridad" sobre consultas en materia de autogobierno.

El lehendakari ha presentado hoy esta iniciativa, que tal y como ha explicado fue aprobada el pasado martes en el Consejo de Gobierno, con la "objeción y la discrepancia" de los tres consejeros socialistas en parte del apartado dedicado a la "Europa Política".

En este capítulo, el Ejecutivo de Vitoria plantea entablar un diálogo sobre el modelo de encaje en la gobernanza de la UE de las naciones y pueblos sin Estado que "históricamente han expresado una voluntad de autogobierno y se muestran comprometidos con la integración europea".

En este sentido, pide que se habiliten cauces para participar en las decisiones de lo que denomina "Regiones Constitucionales" y que se propicie que sus líderes "acudan a Bruselas debidamente empoderados a deliberar, decidir y comprometerse".

Como propuesta concreta y con la discrepancia de los socialistas, el documento aboga por crear un órgano en el que tomen parte estas instituciones y que "propicie" que estas pasen a ser "verdaderos sujetos activos" de la UE, con "participación plena en el diseño de las políticas comunitarias y en los procesos de toma de decisión en el ámbito de sus competencias".

También sin el respaldo del PSE-EE el texto recoge que se incluya en la normativa comunitaria una "Directiva de claridad" que "oriente" sobre los cauces a seguir a los parlamentos que hayan expresado que quieren decidir sobre el futuro de las regiones a las que representan para que puedan "de manera legal y pactada y con garantías con el Estado al que pertenecieran consultar a la ciudadanía sobe su futuro".

Asimismo, y también sin el aval socialista, el Gobierno Vasco defiende que se habilite un procedimiento simplificado que garantice la permanencia en la UE de un nuevo Estado que pueda resultar de "eventuales procesos de secesión" derivados de la "Directiva de Claridad".

Dentro de este capítulo y apoyado por todos los consejeros se propone una convención sobre "gobernanza multinivel", en la que se analice la "virtualidad" del reconocimiento del "estatus de Región Asociada a la UE de las Regiones Constitucionales".

El lehendakari ha asegurado que la discrepancia de los consejeros del PSE-EE está recogida en la propuesta con "toda normalidad", al igual que lo está en el programa de gobierno, y ha insistido en que es "un documento del Gobierno Vasco y su contenido esencial es compartido" por los dos socios, lo que a su juicio, "es lo fundamental".

Ha indicado que las consultas que entrarían dentro del ámbito de aplicación de esta directiva "no necesariamente deben llevar a procesos de secesión", sino que también estarían dirigidas a estatus de "soberanía, cosoberanía o interdependencia".

Como ejemplo ha indicado que podría aplicarse a casos como el de Escocia, que forma parte del Reino Unido, pero que es contraria a abandonar la Unión Europea.

"El concepto de secesión es una parte. Abogamos por un formato en el que las Regiones Constitucionales, las que tenemos capacidad legislativa, autogobierno y autonomía diferenciada, podamos tener también un encaje", ha apuntado Urkullu, quien ha aclarado que se trata de propuestas "a modo de estudio y de reflexión".

Con este documento, que consta de 33 páginas en las que las objeciones socialistas ocupan tres párrafos, apuesta por una Unión Europea de corte federal, constituyente y basada en la "gobernanza multinivel", que sea "más eficiente, cercana y abierta a la participación".

Se aboga por una "Europa Social" que permita superar "el paradigma de la austeridad", con la regulación de "unas condiciones de trabajo, salario mínimo y estándares sociales básicos", incluida una renta de garantía de ingresos, "que asegure una vida digna".

Con este documento el Ejecutivo vasco quiere contribuir a la reflexión abierta en marzo 2017 con el "Libro Blanco sobre el futuro de Europa" por el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, a quien el lehendakari remitirá esta propuesta.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin