Buscar

Los vecinos elegidos por sorteo formarán el "Observatorio de la Ciudad" de Madrid

EFE
23/03/2018 - 12:47
Más noticias sobre:

Madrid, 23 mar (EFE).- El Observatorio de la Ciudad del Ayuntamiento de Madrid, un organismo creado para la evaluación de las políticas integrado ahora por los concejales del gobierno, se convertirá después del verano en un órgano de participación ciudadana formado por vecinos que serán elegidos por sorteo.

Así lo ha explicado a Efe el concejal madrileño de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto, que ha planeado el cambio un organismo que ahora funciona "de forma bastante decepcionante" y que elabora, entre otras cuestiones, la encuesta de calidad de vida y de las políticas públicas.

"El Observatorio de la Ciudad es un órgano colegiado que funciona bajo los principios teóricos que todos conocemos de transparencia pero que, en la práctica, está formado exclusivamente por los concejales de las áreas de gobierno, así que más que un observatorio es un espejo en el que el gobierno puede mirarse a sí mismo. Y en la foto siempre sale bien", relata a Efe Pablo Soto.

Por ello, con la aprobación de una consulta previa en la Junta de Gobierno de hoy, el concejal de Ahora Madrid ha iniciado el camino para que se convierta en un órgano de participación directa formado por madrileños elegidos por sorteo de forma proporcional según sexo, edad y distrito de residencia.

Asesorados por expertos, estos vecinos darán información a los gobernantes sobre los "objetivos" de las políticas municipales y realizarán estudios para conocer las necesidades y la satisfacción de la ciudadanía.

Pablo Soto sostiene que en las últimas décadas del siglo XX este tipo de organismos se ha implantado en diversas ciudades y gobiernos de todo el mundo y en ocasiones ha sido el encargado de resolver conflictos en el que los políticos, por sus posiciones ideológicas cerradas y partidistas, no eran capaces de alcanzar acuerdos.

"Por ejemplo, en Australia tenían un problema para decidir dónde ubicar los residuos nucleares porque los partidos entendían que en el sitio en el que lo propusieran ya no les iba a volver a votar nadie. Fue un panel ciudadano el que hizo la propuesta", ejemplifica el edil.

Pablo Soto cree que también en Madrid, cuando ese organismo esté en funcionamiento, se podría pedir que emita una resolución sobre "aquellos problemas de difícil solución sobre los que el gobierno y el Pleno no lleguen a consenso".

También los madrileños podrán proponer al Observatorio de la Ciudad que analice ideas, proyectos o temas que se quieran cambiar.

El delegado de Participación Ciudadana aspira a que el organismo pueda estar funcionando a la vuelta del verano, aunque aún queda un camino para su aprobación definitiva: el primer paso será la publicación en la página Madrid Decide de la consulta previa para elaborar este reglamento que estará activa hasta el 9 de abril.

Aún quedan muchos flecos por cerrar ya que la decisión sobre el organismo será "participada", pero Pablo Soto considera que a partir de 30 personas -hasta unas 50- podrían formar este Observatorio.

Su idea es seleccionar al azar en torno a 10.000 domicilios de Madrid: uno de los residentes en cada una de las viviendas podrá apuntarse de forma voluntaria para ser miembro del organismo y, tras seleccionar los segmentos demográficos, de esa muestra aleatoria se hará una selección que sea representativa de los vecinos de Madrid.

"Podría estudiarse el cobro de dietas", comenta Pablo Soto, que no obstante dice que esas cuestiones todavía no se han decidido y que dependerán de las aportaciones a este cambio que hagan tanto los vecinos, entidades y asociaciones como los grupos políticos.