Política

Los "tories" se benefician del colapso del UKIP en las municipales inglesas

Londres, 4 may (EFE).- Los conservadores de la primera ministra británica, Theresa May, y el Laborismo de Jeremy Corbyn obtuvieron resultados mixtos en las elecciones inglesas celebradas el jueves, en las que los "tories" se beneficiaron del colapso del antieuropeo UKIP y los laboristas consiguieron menos avances de lo esperado.

Unos 22 millones de electores estaban llamados ayer a las urnas para votar en 150 municipios (incluidos los 32 distritos de Londres) en los que estaban en juego 4.371 concejales y, en algunos casos, como en Sheffield o Watford, también alcaldes.

Estos comicios, cuyos resultados definitivos se conocerán esta tarde, son vistos como una prueba del apoyo que disfrutan May y Corbyn, un año después de las generales británicas, en las que los conservadores perdieron la mayoría absoluta.

En esta ocasión no hubo elecciones municipales en Escocia, Gales e Irlanda del Norte, ni tampoco comicios para las alcaldías de las principales ciudades, como Londres o Manchester, que se deciden en procesos electorales distintos, la mayoría previstos para 2020.

De acuerdo con los primeros resultados, tanto los conservadores como los laboristas han perdido el control de algunos municipios importantes, mientras que Corbyn no consiguió arrebatarle a los "tories" distritos clave, como Wandsworth en Londres.

En una noche de resultados mixtos, los primeros análisis muestran una oscilación del 1 % de los laboristas a los conservadores en municipios fuera de la capital británica.

Los conservadores se beneficiaron de la casi desaparición del antieuropeo y antiinmigración Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) al conseguir controlar los distritos de Basildon y Petergorough, en tanto que los Liberal Demócratas (tercera formación política) mejoraron al hacerse con el control del municipio de Richmond (Londres), que estaba en poder de los "tories".

Cuando se llevan escrutados 97 de los 150 municipios en juego, los laboristas obtienen 1.433 concejales (ganaron 24 más) y controlan 50 ayuntamientos (pierden uno); los conservadores tienen 870 concejales (ganan 9) y controlan 30 municipios; los liberaldemócratas sacan 326 (ganan 41) y controlan 4 municipios, en tanto que el UKIP apenas tiene dos concejales y ha perdido en lo que va del recuento 92 asientos.

Sobre el mediodía de hoy se espera conocer estos resultados en términos porcentuales.

El experto en estadísticas electorales John Curtis dijo hoy a la BBC que los conservadores tuvieron buenos resultados en áreas en las que el voto fue predominantemente a favor del "brexit" en el referéndum celebrado el 23 de junio de 2016 al haberse llevado escaños que estaban antes en manos del UKIP.

El Laborismo, agregó Curtis, rindió mejor en zonas en las que el voto a favor de la permanencia en la Unión Europea (UE) fue más fuerte y donde hay más población joven.

El portavoz de Economía del Laborismo, John McDonnell, dijo hoy a los medios que esperan avances para sentar las bases de cara a las próximas elecciones generales, previstas para 2022.

En estas elecciones podían votar los británicos mayores de 18 años, así como los nacionales de los países de la Mancomunidad Británica de Naciones (Commonwealth) y los de la Unión Europea (UE).

La mayoría de los escaños en juego en estas municipales se definieron por última vez en 2014.

Las municipales en Gales y Escocia se celebraron el año pasado, mientras que Irlanda del Norte lo hará el año próximo.

Según los expertos, los asuntos locales, especialmente los problemas en la Sanidad pública y la Educación, y las consecuencias nacionales del "brexit" o salida británica de la UE podían influir en los resultados.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin