Política

Los mediadores asumen la retórica de ETA y hablan de presos políticos, víctimas del conflicto y piden acercar a etarras

Aseguran que aún perdura el conflicto y que el "proceso de paz no ha acabado"

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

El grupo de los denominados 'mediadores internacionales', que hoy han asistido en Cambo (Francia) al acto disolución de la organización terrorista ETA, con el abogado sudafricano Brian Currin a la cabeza, han avalado la retórica del final diseñado por la banda, hablando de "presos políticos" y "víctimas del conflicto". Asimismo, han lanzado reproches al Gobierno español por no sentarse a negociar con la banda terrorista, al tiempo que han exigido el acercamiento de los presos etarras al País Vasco.

En este sentido, los denominados mediadores, que no han hecho ninguna mención a los crímenes etarras o su falta de colaboración con la Justicia, han insistido en sus críticas al Gobierno por no "reintegrar los presos" ni buscar lo que califican como "una paz duradera" o "paz verdadera", ya que entienden que "el proceso de paz no ha acabado" porque perdura el conflicto.

Esta última ha sido la idea defendida por Brian Currin, impulsor del Grupo Internacional de Contacto (GIC), en el caserío de la Villa de Arnaga de Cambo que ha reunido a dirigentes vascos como el líder de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar; así como al exprimer ministro irlandés Bertie Ahern, el histórico líder del Sinn Fein Gerry Adams y, entre otros, Jonathan Powell, quien fuera jefe del gabinete del ex primer ministro británico Tony Blair.

ABRAZOS CON "ANTXON"

Tras las fotografías y recibimientos entre abrazos de participantes en el acto como el exdirigente de ETA Eugenio Etxebeste 'Antxon', que llegó a Cambo acompañado por el exlíder del sindicato LAB Rafa Díez, se inició el acto con un minuto de silencio "en honor a todas las víctimas del conflicto", terminología utilizaba habitualmente por la banda terrorista y sus grupos afines, para evitar condenar los crímenes etarras.

Ya en los discursos, Currin ha defendido que el Grupo Internacional de Contacto ha "guiado" de la mano de la sociedad vasca el final de ETA. Asimismo, ha criticado al Gobierno por "romper hace años el canal" de comunicación con ETA y por hacer el vacío a la Declaración de Aiete de 2011 que precedió al anuncio del cese de la violencia, y donde se llamaba a España y Francia a negociar sobre las "consecuencias del conflicto".

Currin insistió que ante la negativa del Gobierno a atender estas peticiones, los 'mediadores' impulsaron una hoja de ruta que incluyó la Declaración de Aiete, el llamado Día del Desarme en Bayona el 8 de abril de 2017 --"desarme paripé" para el Ministerio del Interior-- o este último acto en Cambo.

Currin ha situado en el mismo plano la "búsqueda de soluciones" para los presos etarras, la mayoría de ellos con largas condenas como consecuencia de los 853 asesinatos que deja ETA tras 60 años de historia, y lo que ha calificado como "problemas de las víctimas".

Por su parte, Bertie Ahern ha confiado en que estos "esfuerzos" tengan también una respuesta por parte del Gobierno español. También ha recordado que las decisiones que se adoptaron en Irlanda "sobre reconciliación o a favor de los presos políticos" fueron muy criticadas, pero supusieron "cambios positivos" que facilitaron "la reconciliación".

El acto comenzó con un minuto de silencio por "todas las víctimas" y luego fue salpicado de diferentes menciones a "los 40 años de conflicto" y la necesidad del "diálogo político para construir una paz duradera". "Se abren ante nosotros dos reconocimientos: el del sufrimiento de las víctimas y el de la situación de los presos", ha insistido Jean-René Etchegaray, alcalde de Bayona.

ADAMS CITA A UN TERRORISTA DEL IRA

En este sentido, Currin ha citado a la propia organización terrorista que ayer mezclaba sus atentados con la "actividad política" para defender en su intervención ante los asistentes a Cambo que "ETA se creó en el pueblo y debe terminar en el pueblo" y que "la acción a favor de la independencia va a seguir adelante, pero de forma democrática". Los terroristas llamaban ayer a aglutinar fuerzas independentistas para "materializar el derecho a decidir que conduzca a la constitución del Estado Vasco".

"Es un día de celebración", ha reiterado en varias ocasiones Currin en el llamado como 'Encuentro Internacional para Avanzar en la Resolución del Conflicto en el País Vasco'. Arnaldo Otegi y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, escuchaban desde primera fila sus palabras y la de otros participantes como Gerry Adams.

El expresidente del Sinn Fein y exjefe del IRA ha comparado la situación en el País Vasco con la que se vivió en Irlanda. Para ello, ha citado a Bobby Sands, terrorista y uno de los líderes históricos del IRA, fallecido tras una huelga de hambre en prisión en 1981: "Nuestra venganza será la sonrisa de nuestros hijos", argumentó.

El mexicano Cuahtémoc Cárdenas ha subrayado que el acto en Francia de este viernes "no cambia la lucha por las libertades y los derechos que se ha venido desarrollando durante estos años". Según este integrante del grupo de 'mediadores', los exmiembros de ETA trabajarán por las "libertades" del pueblo vasco desde "la participación política por vías institucionales".

El director gerente del Fondo Monetario Internacional y exgobernador del Banco de Francia, Michel Camdessus, ha leído una declaración de Kofi Annan en la que el exsecretario general de las Naciones Unidas, ausente en Cambo a pesar de que presidió la Declaración de Aiete de 2011, abogaba por "sanar heridas" y por celebrar el día de hoy "en toda Europa".

Camdessus está tomando parte en el que este viernes se desarrolla en la villa Arnaga de la localidad vasco francesa de Cambo, en la que se procederá a la certificación de la disolución de ETA ante representantes institucionales, políticos, sindicales y sociales.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin