Política

El OIEA, vigilante del acuerdo nuclear de Irán, espera la decisión de Trump

Viena, 8 may (EFE).- El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) está a la espera hoy del anuncio del presidente de EEUU, Donald Trump, de si retira o no a su país del pacto nuclear con Irán, pese a que ha afirmado que Teherán cumple con lo acordado.

En cuanto a la postura oficial del OIEA respecto a este asunto, "de momento, no hay nuevas informaciones desde lo manifestado en el comunicado del pasado primero de mayo", indicó a Efe hoy en Viena una fuente del organismo que pidió el anonimato.

La fuente aludió al comunicado de prensa del 1 de mayo, en el que el OIEA reaccionó a las recientes revelaciones sobre un supuesto programa nuclear militar iraní, presentadas la víspera de ese día en Tel Aviv por el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu.

En la nota, el portavoz del OIEA, Frederik Dahl, recordó el análisis final que presentó en diciembre de 2015 el director general del organismo, Yukia Amano, sobre las cuestiones pasadas y presentes que habían estado pendientes del programa nuclear iraní.

La conclusión de los expertos fue entonces de que no había "indicios creíbles de actividades en Irán relevantes para el desarrollo de explosivos nucleares después de 2009".

"Basado en este informe del director general, la Junta de Gobernadores (el órgano ejecutivo del OIEA) declaró que sus consideración en este asunto estaban cerradas", recordó Dahl.

No obstante, Netanyahu ha cuestionado esas conclusiones ahora, al presentar, el pasado 30 de abril en Tel Aviv, sus supuestas nuevas revelaciones.

La fuente consultada este martes por Efe declinó informar si el OIEA ha recibido alguna información desde Israel que cambie la convicción de los expertos de que Irán cumple con lo acordado.

El OIEA es el órgano encargado vigilar que Teherán cumpla con el acuerdo conocido como Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, en sus siglas en inglés), firmado en 2015 por la República Islámica y el Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, China, Francia, Reino Unido y Alemania).

En el documento, Teherán se compromete, a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales que estrangulaban su economía, a reducir de forma sustancial -aunque temporal- el potencial y alcance de su programa nuclear con el fin de garantizar que no va a fabricar una bomba atómica.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin