Política

Tsipras exige una revisión de la Constitución macedonia para resolver disputa del nombre

Atenas, 19 may (EFE).- El primer ministro griego, Alexis Tsipras, recalcó hoy que la solución en el conflicto sobre el futuro nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM) pasa por una revisión de la Constitución del país vecino y una única denominación que se use por igual en todas partes.

"Queremos tener una solución sostenible que resista en el tiempo, no queremos hacer movimientos apresurados", dijo Tsipras durante un encuentro con el presidente griego, Prokopos Pavlópulos, a quien informó de su reunión en Sofía con su homólogo, Zoran Zaev.

Según Tsipras, las negociaciones se encuentran en una "etapa crucial".

Pavlópulos, por su parte, pidió "el mayor consenso posible" entre los partidos políticos del país.

Tsipras tiene previsto informar a los líderes de los principales partidos a lo largo de este sábado.

Hasta ahora había sobre la mesa cinco variantes de nombres, todos compuestos, entre los que "Gornja Makedonia" (Macedonia Superior) figuraba como el favorito.

Tras el encuentro entre Tsipras y Zaev, sin embargo, los medios macedonios señalaron que el jefe del Gobierno de Skopje puso sobre la mesa una sexta alternativa, que supuestamente contó con la aprobación de su homólogo heleno.

Se trataría de Ilidenska Republika Makedonija (República de Ilinden Macedonia), en alusión al levantamiento de Ilinden (San Elías) contra el imperio otomano en 1903, considerado como el punto de partida de la identidad macedonia y cuya fecha, el 2 de agosto, es hoy fiesta nacional en ARYM.

En los medios se considera que esta variante podría contar con el apoyo de los sectores macedonios mas nacionalistas, lo que facilitaría que el nombre obtuviera un amplio respaldo en el referéndum que tiene previsto celebrar el Gobierno de Zaev.

El Gobierno de Tsipras evitó ayer confirmar la propuesta en cuestión, y se limitó a señalar que toda discusión sobre el futuro nombre no tiene relevancia mientras no haya un compromiso por parte de ARYM de que va a cambiar la Constitución y de que acepta un nombre que se utilice no solo fuera del país, sino también dentro.

Grecia exige que se elimine de la Carta Magna el nombre constitucional de República de Macedonia y que desaparezcan todos los pasajes que puedan tener una interpretación irredentista.

Los principales partidos de oposición griegos, mientras tanto, manifestaron este viernes su claro rechazo al nuevo nombre, con el argumento de que este alimenta aún más las aspiraciones irredentistas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin