Política

Rajoy podrá retirar los PGE del Senado mientras sea presidente del Gobierno

El grupo del PP también podría tumbar las cuentas o cambiarlas, aunque el Congreso podría recuperarlas con otra mayoría

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

Mariano Rajoy podrá retirar el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado del trámite en el Senado mientras sea presidente del Gobierno. En esa hipótesis quedarían sin efecto todas las inversiones y mejoras pactadas con sus socios porque se mantendría la prorroga presupuestaria que está en vigor. Sin embargo, en el caso de que el próximo viernes triunfe la moción de censura presentada por Pedro Sánchez y Rajoy caiga, perderá esa capacidad.

Si el Gobierno del PP no retira las cuentas y es destituido por la moción de censura, el nuevo gobierno liderado por Pedro Sánchez también podría sacar del Senado los PGE en cualquier momento. Si no lo hace, los Presupuestos seguirán su curso y el Grupo Popular, con mayoría absoluta, seguiría manteniendo la prerrogativa de cambiar lo que desee, quitar y poner partidas, e incluso vetar el proyecto completo, con una enmienda a la totalidad.

En todos estos casos, los PGE volverían al Congreso y una nueva mayoría, se supone que la que apoyase la moción de censura y sin el PP, tendría que decidir qué hacer con las cuentas.

Los Presupuestos para este año inician este martes su tramitación en la Cámara Alta, con la comparecencia de todos los cargos públicos que deben explicar las partidas a los senadores para que puedan presentar vetos o enmiendas parciales. El proceso sigue adelante mientras lo hace en el Congreso la moción de censura contra Rajoy.

En cualquier momento de la tramitación presupuestaria, el Gobierno tiene la facultad de retirar el proyecto que envió a las Cortes para su debate y aprobación. El Ejecutivo de Mariano Rajoy podría hacerlo mientras no sea derrocado y dejar a sus socios presupuestarios sin las partidas que ha pactado con ellos, una baza que podría utilizar si estos partidos apoyan la moción de censura contra el presidente que se votará este viernes. No obstante, sólo podría usarla antes de que tenga lugar la votación.

El Gobierno ha logrado el apoyo de Ciudadanos y del PNV para sacar adelante sus Presupuestos, pero también de Coalición Canaria y Nueva Canaria, que verían cómo las mejoras logradas para sus respectivas comunidades autónomas caerían en saco roto. Si prospera la moción de censura y tampoco hay Presupuestos, el nuevo Ejecutivo sería el responsable de elaborar unas nuevas cuentas y trabajar mientras tanto con la prórroga de las de 2017.

LOS CAMBIOS EN EL SENADO VUELVEN AL CONGRESO

Si el Gobierno de Rajoy no retira las cuentas pero cae derrotado por la moción de censura, el nuevo presidente tendrá también en su mano sacarlas del Senado; el PSOE ha mantenido una oposición frontal al proyecto de Presupuestos del Estado, que lleva criticando desde el mismo momento en que se aprobó en Consejo de Ministros.

Pero podría darse el caso teórico de que no retire el proyecto y éste siga adelante en el Senado. El PP tiene también la posibilidad de introducir cuantos cambios quiera en los Presupuestos, porque cuenta con mayoría absoluta y no necesita otros apoyos. Cualquier modificación en la Cámara Alta, sin embargo, tiene que volver después al Congreso, que mantiene siempre la última palabra sobre las leyes que revisa el Senado.

La Cámara Baja podría rechazar los cambios del Senado, pero sería en teoría sin el PP y habría que conformar una nueva mayoría, se supone, entre quienes hayan apoyado la moción de censura.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin