Política

Hafter abre un pasillo para permitir la entrada de ayuda humanitaria en Derna

Trípoli, 31 may (EFE).- Las fuerzas bajo el mando del mariscal Jalifa Hafter, el hombre fuerte del este de Libia, se retiraron este jueves de la entrada oeste de la ciudad de Derna y levantaron parcialmente el cerco para permitir la entrada de ayuda humanitaria, informaron a Efe fuentes de seguridad.

Según las mismas, las tropas abrieron un pasillo seguro para la entrada en la urbe, cuna del salafismo radical en Libia, de alimentos y medicamentos que han pedido tanto las ONG como el consejo de ancianos ante la gravedad de la crisis humanitaria tras más de un año de asedio.

La decisión se produce horas después de que las mismas fuerzas de Hafter intensificaran sus ataques sobre el barrio de Sayeda Khadiya, en el oeste de Derna, ciudad situada a escasos kilómetros de la frontera con Egipto.

"Varios inmuebles quedaron dañados y una de las escuelas del barrio resultó totalmente arrasada", precisó la fuente, que denunció asimismo un bloqueo que impide entrada de alimentos, material médico y productos esenciales para el hospital de Harish.

La crisis humanitaria se deterioró aún más el miércoles a causa del ataque a las dos principales estaciones eléctricas, que dejó a oscuras una ciudad que está bajo asedio militar de las tropas de Hafter desde hace más de un año.

"No hay electricidad desde hace más de dos días a causa de los bombardeos aéreos", declaró a Efe el responsable de los servicios de seguridad, Omar al Astaa.

Mohamad Idris al Tahar, el portavoz de la plataforma de milicias islamistas Protección de Derna, que controlan el centro de la urbe, aseguró, por su parte, que más de una veintena de personas, entre ellas varios civiles, han muerto desde que en febrero las tropas de Hafter intensificaran el cerco.

Ayer mismo, cuatro civiles perdieron la vida, entre ellos una niña de 10 años y un anciano, mientras que seis más resultaron heridos.

Libia es un Estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la comunidad internacional contribuyera a la victoria de las diferentes facciones rebeldes sobre la dictadura de Muamar al Gadafi.

En la actualidad tiene tres focos de poder: un Gobierno tutelado por la ONU en Trípoli, un Parlamento en la ciudad oriental de Tobruk bajo el mando de Hafter, y las ciudades-estado de Zintan y Misrata, el principal puerto comercial del país.

A ello se unen cientos de milicias, grupos yihadistas y redes de contrabando de personas, combustible, armas e incluso alimentos, que definen y controlan la economía del país.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin