Buscar

Un delegación de Seúl visita el polígono intercoreano por primera vez en 2 años

EFE
8/06/2018 - 10:00
Más noticias sobre:

Seúl, 8 jun (EFE).- Una delegación del Gobierno surcoreano visitó hoy el complejo industrial intercoreano de Kaesong por primera vez desde su cierre en 2016, en lo que supone un nuevo gesto de acercamiento entre las dos Coreas.

La visita se ha realizado para una primera observación del terreno con vistas a establecer pronto, posiblemente este mismo mes, una oficina de enlace entre autoridades norteñas y sureñas, según confirmó a Efe una portavoz del Ministerio de Unificación surcoreano.

Ambas Coreas, técnicamente aún en guerra, acordaron instalar la oficina en virtud de la declaración firmada por el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente del Sur, Moon Jae-in, el pasado 27 de abril y en la que los dos países acordaron mejorar lazos, y trabajar para lograr la paz y la "total desnuclearización" de la península.

La visita de hoy a Kaesong, polígono situado en territorio norcoreano junto a la frontera, estuvo liderada por el viceministro de Unificación surcoreano, Chun Hae-sung.

"Creo que el establecimiento de la oficina de enlace entre Norte y Sur es el primer paso para implementar la declaración de Panmunjom", según declaraciones de Chun recogidas por la agencia Yonhap en referencia al documento firmado por los dos líderes coreanos el pasado 27 de abril.

Kaesong abrió en 2004 como símbolo del acercamiento entre los dos vecinos y enemigos y en el complejo llegaron a operar 125 manufactureras surcoreanas que empleaban a unos 54.000 trabajadores norcoreanos como mano de obra barata.

Sin embargo, a raíz de las pruebas nucleares y de misiles de Pyongyang, Seúl decidió en febrero de 2016 retirar a sus empresarios de Kaesong, considerado una importante fuente de ingresos para la asfixiada economía del régimen de Pyongyang.

En todo caso, el Gobierno sureño ha insistido en que la apertura de la oficina de enlace no está relacionada con la posible reapertura del complejo industrial en sí, algo que teóricamente vulneraría las sanciones internacionales aún en vigor contra el régimen norcoreano por sus pruebas de armas.

Seúl ha insistido en la que la reapertura se estudiaría si empieza a haber progreso en una hipotética desnuclearización del régimen, la cual está previsto que traten el próximo martes en una histórica cita en Singapur Kim Jong-un y el presidente de EEUU, Donald Trump.