Política

Carmena pacta con Ambasz rescindir la cesión del edificio de la Ingobernable

Madrid, 18 jun (EFE).- El Ayuntamiento de Madrid ha alcanzado un acuerdo con la Fundación Ambasz por el que anulará la cesión del edificio en el que esa entidad pretendía construir un museo, en el inmueble actualmente okupado por el colectivo La Ingobernable, a cambio de una indemnización económica.

Así lo ha explicado en la comisión municipal de Cultura y Deportes la secretaria general técnica del área, María Teresa Jiménez, cuando la edil del PP Isabel Rosell ha pedido saber cuánto les va a costar los madrileños "la broma" de quedarse sin el museo porque un grupo de chicos han okupado el edificio.

La concejala del PP ha denunciado que el Gobierno de Manuela Carmena lleva más de un año "haciendo como que quieren desalojar un edificio municipal" pero sin hacerlo y ha lamentado que han dejado a todos los madrileños sin el museo que la Fundación Ambasz pretendía construir en el espacio que fue okupado.

El Gobierno municipal ha negociado la rescisión del convenio de cesión de ese espacio aprobado durante la etapa de Ana Botella alegando que el Pleno aprobó que ese edificio se destinase a dotaciones municipales y que además se denegó la concesión de la licencia urbanística para las obras de implantación del museo.

Las negociaciones sobre la extinción de la concesión con la fundación comenzaron en marzo de este año y el pasado 6 de junio se cerró la cifra con la que tendrá que indemnizar el Ayuntamiento a esta fundación, que María Teresa Jiménez no ha precisado en la comisión.

"Resulta que los madrileños vamos a tener que pagar X millones para quedarnos sin un museo y que unos pocos puedan disfrutar de 3.000 metros cuadrados frente al Paseo del Prado", se ha quejado la portavoz del PP.

El Gobierno de Manuela Carmena ya anunció hace unos meses que planeaba "recuperar administrativamente" el edificio municipal okupado en la calle Gobernador para construir en él un "espacio vecinal" basado en la cooperación, para lo que previamente sería necesario anular la cesión de este espacio a la Fundación Ambasz.

El convenio por el que se cedió el inmueble a la Fundación Ambasz planeaba demoler el edificio y construir un museo de arquitectura. En su lugar, el Ayuntamiento proyecta un espacio vecinal.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin