Política

Bélgica apunta a países de la UE mediterráneos para albergar centros de inmigrantes

Bruselas, 29 jun (EFE).- El primer ministro belga, Charles Michel, dijo hoy que los países de la Unión Europea (UE) que tienen frontera con el Mediterráneo como España "están en primera línea" para asumir la creación de los centros para inmigrantes que los líderes acordaron crear ayer sobre una base voluntaria.

"Todo el mundo comprende que los países con frontera directa de Europa en el Mediterráneo están en primera línea para asumir esta responsabilidad", dijo Michel a su llegada a la segunda jornada de cumbre europea, quien añadió que estos Estados necesitarán "poner en marcha la orientación elegida por el conjunto" de los Veintiocho.

Los líderes de la UE alcanzaron esta madrugada un acuerdo para crear de forma voluntaria en los Estados miembros centros "controlados" para separar a los refugiados, con derecho a permanecer en los Veintiocho, de los inmigrantes económicos, que serían devueltos a sus países de origen.

Sin embargo, por el momento ninguno se ha comprometido a crear este tipo de instalaciones, incluida España, que defendió ayer que ya cuenta con un dispositivo "perfectamente instrumentado" con centros para asilados e inmigrantes y que lo importante es que se vuelquen recursos económicos para ayudarle a responder, según explicó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El primer ministro belga consideró que el acuerdo sellado ayer muestra que existe la "voluntad" entre los Veintiocho de encontrar una solución común pese a las "diferencias" entre ellos y que lo importante es desarrollar en los "próximos meses" una estrategia que permita "conseguir resultados visibles".

En este sentido, dijo que en los Estados estudiarán como implementar lo acordado en las próximas semanas y confió en encontrar "pronto" un acuerdo para la reforma del sistema de Dublín.

Michel, que reconoció que los flujos migratorios se han reducido desde 2015, consideró que el pacto es también una "victoria" para combatir el modelo de negocio de los traficantes de seres humanos y destacó que pone el foco en la protección de las fronteras exteriores de la UE.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin