Política

A juicio dos periodistas birmanos por investigar la persecución de rohinyás

Bangkok, 9 jul (EFE).- Un tribunal birmano decidió hoy procesar a dos periodistas de Reuters por supuestamente obtener de manera ilegal secretos de Estado en una investigación sobre la persecución de la minoría rohinyá, informó la agencia de noticias británica.

El tribunal ha atendido la petición de la fiscalía, que había pedido acusar de ese cargo a los reporteros birmanos Wa Lone, de 32 años, y Kyaw Soe Oo, de 28, que defienden su inocencia.

La corte puso fin así a la esperanza de los informadores de recobrar la libertad si desestimaba la petición de la fiscalía y les enfrenta a la posibilidad de ser condenados a 14 años de cárcel.

La decisión se produce después de que un testigo declarara en las vistas preliminares que los dos periodistas habían caído en una celada de las fuerzas de seguridad para incriminarles judicialmente.

Según el capitán de la Policía Moe Yan Naing, el plan fue diseñado por un general de ese cuerpo, Tin Ko Ko, quien ordenó a agentes de la institución que prometieran a los informadores facilitarles el pasado diciembre documentos confidenciales.

El testigo detalló que el general instruyó a los agentes para que entregasen después a los informadores documentos secretos de las operaciones del Batallón 8 del Ejército en el estado de Rakáin, en el oeste birmano y hogar tradicional de los rohinyás.

Los dos reporteros fueron a continuación detenidos y acusados por la Policía de desvelar secretos de Estado.

De credo musulmán y étnia bengalí, más de 700.000 rohinyás han buscado refugio en Bangladesh desde finales de agosto por las operaciones militares de castigo contra el grupo insurgente Ejército Salvación Rohinyá de Arakan (ARSA) tras la treintena de ataques que perpetró el 25 de agosto de 2017 en Rakáin.

Según los datos recabados por Médicos sin Fronteras, y que no reconocen las autoridades birmanas, al menos 6.700 rohinyás fueron asesinados durante la campaña de represalia militar.

Birmania -que niega a los rohinyás la ciudadanía, les trata como inmigrantes extranjeros y les somete a numerosas discriminaciones, como restricciones a la libertad de movimientos-, justificó el operativo militar como una respuesta a un "ataque terrorista".

La persecución de los rohinyás ha costado agrias críticas internacionales a la líder birmana y premio nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, por consentir lo que altos representantes de Naciones Unidas calificaron de "limpieza étnica de manual" con "indicios de genocidio". EFE

amg/mr

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin